La Alfombra Roja

jueves, 19 de julio de 2012

Crítica: "El caballero oscuro: La leyenda renace"


Lo peor que se puede decir de la trilogía de Batman que ha dirigido Christopher Nolan, es que ya se ha terminado. El director y su actor principal, Christian Bale, han confirmado que la saga ha finalizado. Y de qué manera!! Porque "El caballero oscuro: La leyenda renace" es el colofón que el hombre murciélago merecía. Se cierra un ciclo donde las piezas encajan y la acción se mezcla con la emoción sin tiempo para detenerse a pensar.

Es difícil decir si esta tercera parte supera las anteriores; la cuestión no es ésa. Lo que hay que determinar es si es el colofón que necesitábamos. Y la respuesta no puede ser más afirmativa. No nos decepciona, es más, nos emociona, nos mantiene en tensión durante casi tres horas de película causándonos la misma sensación que una droga que no puedes dejar. Quieres más y más y más. Y cuando se acaba, te rindes y aplaudes, buscando el consenso con los semejantes que te han acompañado en este viaje y han sentido lo mismo que tú. Por un momento te sientes pleno. Es cine en estado puro.

Nuevos personajes, nuevas historias y un objetivo: Encajar todas las piezas que empezaron a moverse en "Batman Begins". Sus continuas referencias a las dos películas anteriores obligan a echarles un visionado antes de disfrutar del desenlace. Todo tiene sentido, el círculo se cierra y por fin despejas dudas. Con cuentagotas nos va desvelando secretos, dando motivos para sucesos que acontecen ahora y acontecieron años atrás. Conoces a Batman pero sobre todo conoces a sus enemigos y amigos. No desvelaré nada de la película, tenéis que descubrirlo, pero sí os diré que todo cobra sentido.


Sólo plantearos que han pasado 8 años desde la muerte de Harvey Dent, y, desde entonces, la paz ha reinado en Gotham. Pero la calma sólo es el anticipo de la tempestad. El villano Bane acecha, se prepara para un ataque mortal a la ciudad mientras Industrias Wayne agoniza. Nada volverá a ser como antes.

Christopher Nolan cierra una trilogía que pasará a la Historia del cine como ya hiciera "El señor de los anillos" ó "Indiana Jones". Ha marcado una nueva era, un camino para el cine de superhéroes donde la madurez no se riñe con la acción. Nolan ya es uno de los grandes, al nivel de Spielberg o George Lucas. Su sabia recreación de realidades, sus efectivos planos llenos de sencillez pero fascinantes a la vez y su manera de entender el cine, le hacen único. Sublime.

Se acompaña de actores de un nivel superlativo. Michael Caine como Alfred lleva a su personaje a una altura sólo comparable a su talento (¿nominación al Oscar esta vez?), pero Morgan Freeman, Christian Bale y Gary Oldman tampoco desentonan. Todos están alineados demostrando una vez más el acertado casting que se inició en "Batman Begins" y continuó en "El caballero oscuro", o es que alguien es capaz de olvidar a Heath Ledger como malvado Joker.

Los nuevos personajes que encarnan Tom Hardy como el villano Bane, Anne Hathaway como Catwoman y sobre todo Joseph Gordon-Levitt como nuevo inspector de la ciudad (ojo a este chico que dará mucho que hablar), enriquecen la trilogía y nos devuelven a los mejores momentos del comic.

Gracias Nolan, gracias por darle alas a Batman. Gracias por plantear una Gotham oscura que reconocemos en cualquier ciudad (atentos a las semejanzas que plantea con la actualidad). Gracias por hacernos soñar con otros mundos y, sobre todo, gracias por enseñarnos lo que es el cine y para qué se creó. A todos nos gusta ponernos de vez en cuando una máscara, dejar llevar la imaginación y pensar que, en algún momento, pudimos ser el hombre enmascarado que responde al nombre de Batman.


José Daniel Díaz