La Alfombra Roja

domingo, 30 de septiembre de 2012

"Dans la maison" de Francois Ozon, justo ganador de la Concha de Oro del Festival de cine de San Sebastian


Se acabó lo que se daba. Este sábado 29 de septiembre la 60 Edición del Festival de Cine de San Sebastian cerraba las puertas con un palmarés de la Sección Oficial que conseguía aunar las preferencias de crítica y público. Hacía tiempo que esto no ocurría. Sin ir más lejos, el año pasado "Los pasos dobles" de Isaki Lacuesta ganaba para desconsuelo de todos menos del jurado. La gran "Dans la maison" de Francois Ozon triunfaba con la Concha de plata al mejor guión y lo que es más importante, la Concha de Oro a la mejor película.

El jurado presidido por la productora Christine Vachon y que contaba entre sus miembros con el guionista Michel Gaztambide, el director Agustí Villaronga y el actor Ricardo Darín, decidió dar un homenaje al cine español en su reparto de premios. Tanto "Blancanieves" como "El muerto y ser feliz" y "La artista y la modelo" tuvieron presencia en el resultado final.

Todo empezó con una mención especial a la película "The attack" de Ziad Doueiri, un film que en opinión del jurado nadie debería perderse. El drama de un hombre al descubrir que su mujer, culpable de cometer un atentado terrorista mediante la inmolación, es la causante de la muerte de muchas personas, es una visión interesante y necesaria del conflicto.


La Concha al mejor guión recaía en "Dans la maison" de Francois Ozon, adaptación del libro "El chico de la última fila" del español Juan Mayorga, también presente para recibir el premio. Aplaudido en la sala de prensa, la relación tan especial entre profesor y alumno se retrata magníficamente en la película con diálogos que entrecruzan humor y tristeza.

"Rhino season" de Bahman Ghobadi era clara favorita para obtener el premio a la mejor fotografía. Y así fue. Visualmente impactante con planos cuidados hasta el último detalle, esta visión poética del sufrimiento de un poeta iraní y su mujer es un lección magistral de dirección de arte.


Llegaban los premios más importantes y, con ellos, el desembarco del cine español. La Concha de Plata a la mejor actriz recaía ex-aequo para Katie Coseni por "Foxfire" y para Macarena García por "Blancanieves". Esta última se mostró muy emocionada al recibir el galardón y ya suena a favorita en los próximos Premios Goya.

Quizás el premio más discutible fue el de la Concha de Plata al Mejor Actor. José Sacristán por "El muerto y ser feliz" era el agraciado superando otras grandes interpretaciones como la de Fabrice Luchini ó el propio Jean Rochefort. Una decisión controvertida al ser la película que más división de opiniones ha generado. Personalmente no apruebo un cine experimental que vive al margen del espectador jugando con él sin pensar en él. En cualquier caso el actor agradeció el premio desde Cáceres donde se encuentra realizando una obra de teatro.


Ya se oía por los pasillos que Fernando Trueba por "El artista y la modelo" era el gran favorito para la Concha de Plata a la mejor dirección. Por eso no sorprendió escuchar su nombre en la Kursaal para recibir dicho galardón. Con un "Viva el cine libre" y alabando el discurso de Dustin Hoffman unos minutos antes al recibir el premio Donostia cuando declaró que el cine era arte, el director español generó los mayores aplausos para un discurso sincero, firme y necesario. Un grito contra los ajustes aprobados hace apenas dos días.


La Concha de Oro a la mejor película parecía disputarse entre la española "Blancanieves" y la francesa "Dans la maison". El jurado decidió ser salomónico y otorgar un premio especial a la película española. Seleccionada para los Oscar y con un gran número de críticas positivas a una apuesta arriesgada, éste era un gran colofón para el paso del film por San Sebastian.

 El gran premio de esta edición, por tanto, recaía en "Dans la maison" de Francois Ozon. Una película arriesgada, de gran carga filosófica y con un mensaje entre líneas de mucho calado. Un gran Festival dando un premio a un gran Director. No había mejor forma de acabar la mejor edición de los últimos tiempos, un canto al cine, un mensaje alto y claro para los que intentan derrotar la producción de películas.

José Daniel Díaz