La Alfombra Roja

miércoles, 15 de octubre de 2014

Crítica: "Ninja Turtles"


Más de 20 años han pasado desde el estreno de la primera película de "Las tortugas Ninja", un auténtico éxito en los 90 que encuentra réplica en esta nueva versión de Jonathan Liebesman. Donatello, Raphael, Michelangelo y Leonardo, con su maestro la rata Splinter, regresan a las pantallas en "Ninja Turtles", una película de aventuras, llena de acción, que no deja un segundo para respirar.

Nuestro recuerdo inocente, de simples disfraces, ha dado paso a la era digital. Las tortugas se muestran más rudas, sucias y fuertes, y la inocencia se ha transformado en realidad virtual. Aún así la esencia se mantiene como se demuestra en la ironía de sus palabras, su afición a la pizza ó el uso del popular grito "Cowabunga!".

Algo que también se mantiene es el malvado Schredder (El triturador), un oscuro personaje que con su banda "El clan del pie", está atemorizando a toda la ciudad de Nueva York. April, reportera de televisión, ayuda a las tortugas mutantes en su deseo de salvar la ciudad.

El personaje de April, que interpreta Megan Fox, vuelve a ser la mejor aliada de las tortugas. Su personaje pretende ser fiel a la serie de los 80 y las películas de los 90. Esto es importante porque, por ejemplo, en un inicio Michael Bay había pensado que las tortugas fueran alienígenas, lo que había provocado la ira de los seguidores y, como consecuencia, el necesario cambio en el guión.

A pesar de la evolución del aspecto de estos curiosos héroes, su personalidad y diálogos nos retrotraen al pasado y esa es la gran virtud de "Ninja Turtles". El toque de Michael Bay es evidente en todo el film pero se ha logrado un mix bastante acertado optando por la acción y el humor en detrimento de un guión que es totalmente predecible.


Cine palomitero, entretenido y recomendable. Lo disfrutarán los amantes del género, los seguidores de la saga y los jóvenes que nunca pudieron disfrutar en una sala de cine de "Las tortugas Ninja". Por cierto, el divertido semicameo de Whoopi Goldberg es un motivo más para disfrutar de "Ninja Turtles".




José Daniel Díaz