La Alfombra Roja

viernes, 29 de abril de 2011

Crítica: "The company men"

Invitados por Sensacine asistimos al preestreno de la película "The company men" de John Wells. Una película necesaria, real y muy indicativa de la precaria situación laboral en la que se encuentra sumido millones de personas en todo el mundo.

Antes de empezar con la crítica quiero dejar claro que felicito y aplaudo la valentía del director por atreverse con un tema tan candente y tan difícil de mostrar. Me llama especialmente la atención que la apuesta haya nacido en Estados Unidos porque bajo mi punto de vista es la película americana más antiamericana que he visto en los últimos tiempos. Es una bofetada a los que hablan de "país de las oportunidades", "sueño americano"... Bajar a la tierra con toda la crudeza que merece.

Por resumiros un poco la sinopsis y sin querer entrar en demasiados detallles para que seáis vosotros los que descubráis qué se esconde tras "The company men", os diré que todo empieza con el despido de un importante jefe de ventas. Una vida llena de comodidades que con la pérdida de trabajo se vuelve un inferno que repercute en su vida personal, laboral y familiar.

John Wells no juzga y eso es importante. Planta la cámara y deja que las cosas ocurran con toda la normalidad sin ocultar la realidad. Uno de sus mayores aciertos fue la elección de los actores protagonistas. Tommy Lee Jones es un seguro de vida y borda el papel. Alto directivo de una gran multinacional no logra parar los despidos masivos que sufre su departamento mostrando una evolución absolutamente maravillosa.

Más sorprendentes resultan las interpretaciones de Kevin Costner y Ben Affleck. El primero renace con un papel secundario pero muy importante. Actualmente apostar por el aclamado actor y director tras los grandes fracasos que ha ido atesorando a lo largo del tiempo era un riesgo. Y acierta, vaya si acierta.

En cuanto a Ben Affleck su carrera no estaba tan hundida como la del protagonista de "Bailando con lobos" pero ya era más aclamado por sus incursiones como director que por sus labores interpretativas. Y de repente se encuentra con un regalo de papel que obliga a mostrar muchos recursos. Demuestra que aún tenía mucho que mostrar como actor y consigue hacernos reír, llorar, sufrir... nos desesperamos con él y sentimos esa presión.

La crisis económica, los "reajustes" de plantilla y las repercusiones de todo ello sobre las personas (con independencia de su nivel dentro de la empresa), es algo que la sociedad requería. Un cine cercano a los problemas sociales que te haga sentirte cercano a los personajes, que vivas su tensión, sus depresiones, su vida incompleta.

Aunque todos lo supiéramos no está de más que la gran pantalla muestre conciencia con este drama tan actual y lo cuente con respeto pero sobre todo mucho talento.

Podéis consultar la ficha y el tráiler aquí

José Daniel Díaz