La Alfombra Roja

sábado, 28 de mayo de 2011

Crítica: "Hanna"

Nuestros amigos de Sensacine en colaboración con Sony Pictures nos invitaron a un pase exclusivo de "Hanna", película de acción rodada al más puro estilo europeo cuya originalidad no es suficiente para alcanzar el grado de intensidad que requería el espectador.

Lo primero que sorprende es la elección del director, el inglés Joe Wright. Aclamado por films como "Orgullo y prejuicio" y "Expiación", esta nueva aventura se sale de los registros manejados habitualmente en sus películas. Y como era previsible su labor pretende alejarse de lo convencional dentro del cine americano aportando una visión mucho más independiente y experimental, más cercana al cine europeo.

Aunque a priori no es un mal intento y aporta mucha creatividad en determinados planos, la sensación que llega al espectador es la de saltar de un lugar a otro sin mucho sentido y sin entender realmente a dónde lleva ni el por qué de tanta violencia.

Sin duda el guión es lo peor de la película junto al repertorio de tópicos que se suman en cada país que visita la protagonista. A su paso por España no podía fallar el grupo de gitanos cantando y bailando en un marco de decadencia poco realista.

Lo mejor es la interpretación de Cate Blanchett, actriz a la que es difícil encontrar errores en las películas en las que participa. Como ya dije antes la originalidad en la dirección de Joe Wright también merece ser considerado como punto fuerte de "Hanna".

Hanna es una chica que ha vivido toda su existencia en un bosque junto a su padre. Durante todo ese tiempo su labor ha sido fundamentalmente convertirse en una máquina de matar. Cuando vuelve a la civilización debe asimilar la cruda realidad y cerrar cuentas pendientes arrastradas desde hace mucho tiempo.

Además de la citada Blanchett, el peso de la película la sustentan la joven actriz Saoirse Ronan ("The lovely bones") y Eric Bana ("Munich"). Ambos cumplen sin más en unos papeles excesivamente planos sin apenas evolución.

Es cierto que uno de los géneros que menos ha evolucionado es la Acción y "Hanna" busca una pequeña revolución, un camino que puede ser acertado para dar una vuelta de rosca a un cine encasillado y de poco recorrido.

El 10 de Junio se estrena en los cines españoles y con la oferta tan rácana que tenemos en los cartelera no sería de extrañar que encontrara su espacio.

Puedes consultar ficha y tráiler aquí.

José Daniel Díaz

lunes, 23 de mayo de 2011

Terrence Malick y "El arbol de la vida" consiguen la Palma de Oro que añoraba Almodóvar




Se acabó Cannes. No se consiguió recuperar el prestigio artistico pero sí el glamour perdido. Ha sido una edición marcada por la "ocupación" americana tanto en la composición del jurado con Robert de Niro de presidente y Uma Thurman y Jude Law de lugartenientes como en la Sección a competición con películas, directores e intérpretes de su misma nacionalidad.

Y estaba cantado que los premios también debían tener color americano. El mejor posicionado era Terrence Malick, director de películas como "La delgada línea roja", que con su film "El árbol de la vida" obtuvo la Palma de Oro. Si bien no se ha discutido excesivamente la decisión, también es verdad que en su proyección hubo división de opiniones y pareció valorarse más el carácter mítico del director que la calidad de la obra que presentaba.

Otra de las favoritas, la película belga de los hermanos Dardenne "La gamin du velo" consiguió exaequo con la turca "Bir zamanlar anadolu'da" el gran premio del Jurado. Las otras grandes candidatas como "Le Havre" de Kiarustami ó "The artist" se conformaron con el premio Fipresci de la crítica la primera y el mejor actor la segunda.


La española "La piel que habito" se quedó con un triste Premio de la juventud que parece una broma macabra. No creo que el jurado fuera el idóneo para premiar este film pero después de tanta esperanza alimentada desde los críticos que se encontraban allí parecía extraño que no cayera nada de nada en el saco del manchego.

Otra americana obtuvo el reconocimiento a mejor interpretación femenina. Kirsten Dunst, actriz de la controvertida "Melancholia" de Lars Von Trier (alias "vete y no vuelvas"), obtuvo el premio a costa de desmarcarse de las declaraciones de su director e incluso desvincularse totalmente de él como persona.

¿Y creéis que hemos acabado con los americanos? Pues no. La mejor dirección también fue para una película americana, en este caso "Drive". Y por si fuera poco el premio al mejor guión no se quitó el tinte estadounidense que recorrió todo el Certámen.

Ahora a esperar a su llegada a España para valorar con datos y sensaciones lo que Cannes ya ha premiado.

Tenéis un especial de este Festival en el siguiente enlace.

José Daniel Díaz

miércoles, 18 de mayo de 2011

Pocas pelis buenas, muchas malas y polémica en Cannes



Estoy siguiendo con mucho interés el Festival de Cannes. Y de momento no ha defraudado, ha tenido de todo. Glamour, películas para olvidar, otras para recordar, presentaciones comerciales, polémica y mucho interés.

Iremos por partes. A la espera de lo que pueda ofrecer Almodóvar en "La piel que habito" parece que los principales premios se los pueden repartir los hermanos Dardenne por "El niño en la bicicleta" (sería su tercera Palma de Oro) y Aki Kaurismaki por "Le Havre". Entre el resto de films programados división de opiniones e incluso grandes petardos de algún director francés amigo del que selecciona las películas.

Fuera de la Sección Oficial también tuvo buena acogida la última propuesta de Woody Allen, "Midnight in Paris" que muchos destacan como una vuelta a los grandes títulos de su última época como "Match Point".

Entre los grandes fiascos se encuentra la cuarta entrega de las aventuras del capitán Jack Sparrow. Todas las crónicas destacan que toda la acción que desprende contrasta con la espesura de un guión previsible. Este viernes se estrena en las carteleras españolas con un más que previsible triunfo en la taquilla.

Glamour desprendieron grandes estrellas americanas como Robert de Niro, Johnny Depp, Brad Pitt, Owen Wilson, Angelina Jolie, Salma Hayek, Antonio Banderas, Woody Allen, Kirsten Dunst y muchos más. La verdad es que en ese sentido la ciudad francesa se ha convertido durante estos días en el epicentro del mundo cinematográfico.

Y para que no falte de nada la polémica ha llegado del controvertido director Lars Von Trier y no por su película. Sus declaraciones en rueda de prensa alabando de una manera un tanto extraña a la figura de Adolf Hitler ha sido una bomba informativa. Como ejemplo esta frase:
"Entiendo a Hitler. Creo que hizo cosas malas, sí, absolutamente, pero me lo imagino sentado en su búnker. Sólo digo que entiendo al hombre. En realidad no es un buen tipo, pero comprendo mucho de él y me solidarizo un poco con algunas de sus ideas. Por supuesto no estoy a favor de la II Guerra Mundial, y no estoy en contra de los judíos. Simpatizo con ellos, claro, pero no demasiado, porque Israel es realmente como un grano en el culo...".

Más tarde la Organización le obligó a retractarse mediante una nota de prensa pero el mal ya estaba hecho. Cada vez que pisa Cannes la arma pero parece no importar demasiado a los responsables del Festival.

Sólo queda esperar lo que ofrece el director manchego para conocer sus posibilidades en el palmarés. Ojalá Antonio Banderas por fin demuestre todo su potencial y logre una buena crítica. De momento ya se le ha visto presentando "El gato con botas" con su mujer.

Seguiremos atentos

José Daniel Díaz

martes, 10 de mayo de 2011

Cannes está preparada para recuperar la fama perdida

Ya está todo preparado para disfrutar de uno de los mejores festivales del mundo. Cannes ha tirado la casa por la ventana y ha dispuesto un programa lleno de nombres importantes. El 64 Festival de Cannes abrirá con "Medianoche en París" de Woody Allen y protagonizada por Owen Wilson y Carla Bruni. Aunque el director neoyorkino estará en la ciudad francesa, la primera ministra del país que cuenta con un papel en el film ha rechazado la invitación.

No lo tendrá fácil el jurado de esta edición que contará con Robert de Niro de presidente y con nombres tan importantes como Jude Law y Uma Thurman. Directores como Almodóvar, Malick ó Von Trier estrenarán film en la Sección Oficial. Al director manchego siempre se le dio bien este Certámen y "La piel que habito" con Antonio Banderas y Elena Anaya podría tener sus opciones.

Lars Von Trier tiene una deuda con el Festival. Su última aparición con "Anticristo" le valió una buena pitada y "Melancolía", con la que se presenta este año podría ser su redención. Terrence Malick presenta "El árbol de la vida" con Brad Pitt y Sean Penn de protagonistas, ahí es nada. A todos ellos se les espera en la alfombra y sin duda darán glamour al Festival.

También en la Sección Oficial se presentará "Drive" de Nicolas Winding con Ryan Gosling, famoso por su interpretación en "El diario de Noah", y Carey Mulligan, la inocente joven de "Una educación", en los papeles principales.

Fuera de competición se espera la llegada de Johnny Depp y Penélope Cruz para presentar la ultima aventura del excéntrico Jack Sparrow, el previsible taquillazo "Piratas del caribe: En mareas misteriosas". También fuera de la Sección Oficial clausurará el Festival Cristophe Honoré con "Les Biens-Aimes" al que acompañarán sus protagonistas Catherine Deneuve y Chiara Mastroianni.

Tampoco faltarán Mel Gibson y Jodie Foster que presentan "The beaver". Jean Paul Belmondo también está citado gracias a un documental que le homenajea.

Por tanto mucho atractivo e interés el que suscita este año el Festival de Cannes. Lo seguiremos en la distancia con mucha envidia.

José Daniel Díaz

viernes, 6 de mayo de 2011

Crítica: "No lo llames amor..llámalo X"

La comedia española está de moda o al menos un estilo de comedia que se heredó de series como “7 vidas” ó “Aída”. Es un humor basado en el doble sentido, en situaciones que muestran controversia en el personaje y comentarios asociados a episodios de la actualidad que todos conocemos. Oriol Capel utiliza estas armas para presentar “No lo llames amor, llámalo X” aunque el resultado no sea todo lo bueno que se esperaba.

La comedia española ha sufrido una evolución paralela al sufrido por la sociedad. Desde el destape que nos trajo personajes como Andrés Pajares ó Fernando Esteso y el famoso “que vienen las suecas” hasta ahora el camino ha cambiado de rumbo y ha desembocado en títulos como “Fuera de carta” y “Que se mueran los feos” de Nacho G. Velilla, “Pagafantas” de Borja Cobeaga ó “La torre de Suso” de Tom Fernández.

Oriol Capel se estrena en la dirección con un guión en el que participa el propio Nacho G. Velilla. El punto fuerte del film es la sucesión de gags más o menos acertados. Chistes fáciles pero efectivos que mezclan esa época del destape de inicios de los 80 con la actualidad.

Actores muy conocidos arropan la labor del joven director. Paco Leon, Julian López, Carlos Areces, Kira Miró, Adriana Ozores, Mariano Peña y Ana Polvorosa son algunos de los nombres, populares por sus interpretaciones en series españolas, que se embarcan en esta peculiar historia. Su trabajo no desentona con sus apariciones en la pequeña pantalla y ofrecen más de lo mismo; lo que su público habitual demanda cada semana.

El director de cine porno Pepe Fons (Mariano Peña) decide llevar a cabo su última gran obra maestra, “El alzamiento nacional”, con el reparto habitual que le acompañó en todas sus películas. Las dificultades económicas y personales complican un rodaje que pretende ser el último gran legado de un cineasta venido a menos.

Es absurdo valorar cinematográficamente un producto destinado al entretenimiento puro y duro sin más pretensiones que lanzar en las salas de cine lo que cada fin de semana se encuentra en algún canal privado. Y no es ninguna locura hacerlo porque el número de seguidores que enciende el televisor para ver el capítulo correspondiente no es nada desdeñable.

La cartelera española vuelve a presentar un producto que últimamente está funcionando y atrayendo espectadores. Es lógico pensar que no será un fracaso aunque su techo es difícil de calcular, dependerá de cuántos fieles de las series españolas se levanten de su cómodo sofá para salir a la calle, entrar en un cine y pagar la entrada correspondiente.

Su premiere se produjo en el marco del pasado Festival de Málaga donde obtuvo una gran respuesta por parte del público, un público históricamente agradecido a las películas cómicas. Si eres seguidor de series como “Aída” no puedes perderte “No lo llames amor, llámalo X”.

José Daniel Díaz

miércoles, 4 de mayo de 2011

Crítica: "Thor"

Uno de los pocos superhéroes que aún no contaban con su adaptación cinematográfica, al menos con la actual tecnología, era “Thor”. La espera ha servido para ofrecer a los espectadores un entretenido relato para toda la familia. Su gran comienzo se va diluyendo con el paso de los minutos lo que disminuye la valoración global del film.

Esta creación de Marvel presenta algunos detalles interesantes. El primero es el director que se ha puesto al frente del proyecto; el elegido fue el shakespiriano Kenneth Branagh que alterna algunas imágenes sorprendentes con algunos momentos de baja intensidad. Otro de los grandes atractivos es la elección para el papel principal del actor Chris Hemsworth.

El escultural cuerpo del marido de la española Elsa Pataky no es el único aspecto interesante de su interpretación. Su evolución de personaje prepotente a rey sensible y sensato, aunque es realmente forzado, logra revelar un camino fundamental para el desarrollo de la película.

Los secundarios son de auténtico lujo. Los oscarizados Natalie Portman y Anthony Hopkins despliegan una actuación destacada aunque muy por debajo de otros trabajos más aclamados y reconocidos. La sensación de “trabajo de encargo” se intuye durante las casi dos horas de metraje.

Thor está destinado a ser rey. Su padre está a punto de proclamarle como gran dirigente de Asgard pero una argucia de su hermano Loki le lleva a un destierro a la Tierra sin fecha de vuelta. Allí deberá entender la verdadera lección para recuperar su martillo de poder y volver a su mundo para recuperar el trono.

La historia, un tanto simple, es efectiva aunque da la impresión de poder haberse desarrollado mucho más. La relación de amor entre la humana interpretada por Natalie Portman y Thor es extraña y poco comprensible. O la chica estaba muy necesitada o es que el cuerpo le pudo más que la mente. El caso es que la relación y sintonía entre ambos intérpretes es casi nula y se revela como lo peor del film.

Lo mejor de la película lo encontramos en el diseño de los mundos. Asgard, el mundo de hielo y la Tierra son escenarios bien recreados y adaptados para las aventuras del rey del trueno.

Traición, falsa hermandad, amistad, comprensión, amor y dolor son adjetivos que en mayor o menor medida se detectan durante todo el film. Sin embargo la aventura y el entretenimiento son los grandes objetivos de la película y ese reto se logra con buena nota.

No nos encontramos ante una obra maestra como las últimas de Batman o alguna de las películas de X-men pero no es mala elección para una tarde de domingo.

Podéis ver la fiha y el tráiler aquí.

José Daniel Díaz