La Alfombra Roja

domingo, 16 de agosto de 2015

Crítica: "Operación U.N.C.L.E"

Posiblemente pocos recuerden la serie que se emitió en los años 60 con el nombre "El agente de CIPOL", pero el director Guy Ritchie ha sabido rescatar esta trama de espías en "Operación U.N.C.L.E", dotándola de modernidad sin perder su esencia. Un equilibrado y estupendo trabajo que se fundamenta en el feeling de su pareja protagonista y en la perfecta simbiosis de acción y comedia.

A Guy Ritchie sobran presentaciones. Todavía muchos recuerdan y algunos consideran de culto el extravagante "Snatch: Cerdos y diamantes" y, desde entonces, se ha ido gestando un estilo propio que le caracteriza en cada título. La saga de Sherlock Holmes le dio un halo de comercialidad que, sin embargo, poco aportó a una carrera que parecía medida milimétricamente.


Ahora, con "Operación U.N.C.L.E", recupera su identidad. Dota a un género que ya parecía totalmente inventado de un ritmo y una dirección que la hacen única. Rescatar planos que nos recuerdan a series de hace 50 años es un gran éxito porque, aún así, en ningún momento tenemos la sensación de vivir algo antiguo o desfasado.

Otro de sus grandes aciertos es el guión que el propio director firma. Sin evitar las habituales escenas de acción que reclama este género, sabe compensar perfectamente un ritmo frenético con una fina ironía que arranca más de una sonrisa, o incluso carcajada. Este es uno de los puntos clave que lo diferencia de James Bond ó Jason Bourne por ejemplo.

La película se ambienta en plena guerra fría, en el momento más álgido del enfrentamiento entre comunismo y capitalismo. Sólo algo podía unirles, el enfrentamiento ante el enemigo común, el despiadado nazismo. Napoleon Solo (Henry Cavill) por el lado americano e Ilia Kuriakin (Armie Hammer) por el lado ruso son los agentes elegidos para evitar que los seguidores de Hitler se rearmen, resurjan de sus cenizas, y provoquen un desastre mundial.

Les acompaña una joven mecánica protagonizada por Alicia Vickander cuyo padre es vital en la misión. Y además nos encontramos con un pequeño papel de Hugh Grant que acabará siendo especialmente relevante.

No podemos dejar de destacar a la pareja protagonista. Vinculados ambos actores a superhéroes y no con demasiada fortuna (ni "El llanero solitario" ni "El hombre de acero" tuvieron buenas críticas), por fin encuentran su mejor versión en "Operación U.N.C.L.E". En concreto Henry Cavill no acababa de conectar con un buen título ya que, aunque participó en películas de acción como "La fría luz del día" ó "Inmortals", los resultados en taquilla y crítica habían sido poco destacables.


Napoleón e Ilia no sólo representan dos países enfrentados, también son modelos de una forma de entender la vida totalmente distinta. Su forma de actuar, uno meticuloso y el otro ingenioso pero más caótico, parece ser un muro infranqueable. Sin embargo, a veces las distancias se pueden recortar sin perder un ápice de tu identidad. Magnífico desarrollo de personajes el que muestra Guy Ritchie.

Tiene todas las papeletas para convertirse en una saga de éxito. Los mimbres que ha estructurado este filme son fuertes y alentadores y por lo que comentan los protagonistas, todos estarían encantados de seguir encarnando sus papeles. Ya estamos listos para la segunda parte.


José Daniel Díaz