La Alfombra Roja

jueves, 31 de julio de 2008

El cine de Almodovar

Los que me conocen saben perfectamente mi opinión sobre el cine que plantea Pedro Almodóvar. Sin embargo quería aprovechar este espacio de opinión para explicar un poco por qué considero que está sobrevalorado.

Hay que admitir que cuando inició su andadura el cine que presentó era distinto, original y atrevido. Supuso un cambio radical en un cine español rancio y casposo. No sólo era sorprendente aquí sino que fuera de nuestras fronteras también tuvo una gran repercusión. Películas como "Pepi, Lucy y Bom y otras chicas del montón" ó "Mujeres al borde de un ataque de nervios" fueron un gran éxito y se presagiaba el nacimiento de un buen director.

Sin embargo el paso del tiempo no ha supuesto un paso adelante. Cada película, salvo honrosas excepciones como "Todo sobre mi madre" ó "Volver", no ha aportado nada nuevo. Poca variedad de personajes, historias repetitivas, misma ambientación, mismos traumas, ... "La mala educación" , "Tacones lejanos" ó "La flor de mi secreto" son ejemplos claros de cine que deja indiferente, una visión subjetiva de la realidad que pretende mostrar una España marginal.

Se podrá decir que es su estilo de dirección, que Woody Allen también representa siempre un mismo personaje. Aún así el director neoyorkino a veces cambia su discurso y nos ofrece aire fresco con "Match Point". Almodovar no evoluciona aunque he de admitir que las noticias que llegan de su último trabajo "Los abrazos rotos" son muy alentadoras y podría suponer un cambio de discurso.

Sus musas (Carmen Maura, Victoria Abril....) han llegado a idolatrarle y odiarle a partes iguales. Su personalidad tampoco ayuda a mirarle con otros ojos. Su desplante a los premios Goya fue un desprecio alimentado por su ego, por su caracter prepotente que le lleva a "olvidar" a sus paisanos y a pasearse por el resto del mundo.
Pedrooooooooooooooo!!!! Espero que esta película te ayude a enderezar el rumbo.
José Daniel Díaz

miércoles, 30 de julio de 2008

Crítica: "Voces inocentes"

La guerra a través de la mirada de un niño. Este recurso se ha empleado a menudo dentro del cine pero pocas veces de forma tan cruda y realista como lo plantea esta película de Luis Mandoki.
El Salvador, 12 años de guerra civil, miles de muertos, una pesadilla para los campesinos. En ese escenario "El chava" (interpretado magistralmente por el niño Carlos Padilla) intentará cumplir sus sueños, disfrutar de la vida de cualquier chico de 11 años: su primer amor, las gamberradas con los amigos, su ilusion por ser autobusero....
Pero la violencia y la guerra no son buenas compañeras, no conocen la palabra jugar. A la temprana edad de 12 años son reclutados por los militares para luchar contra el frente revolucionario que se encuentra escondido en las montañas. Nuestro protagonista vive el miedo a cumplir esa edad, miedo a coger un arma, miedo a disparar a alguien.
Y pese a todo un niño no se esconde, no deja de buscar todo lo que desea vivir. La amargura de los mayores le inquieta, es conocedor que, tras la marcha de su padre, él es ahora "el hombre de la casa" y debe cuidar de su madre y sus dos hermanos. Esa responsabilidad asusta pero no ahoga. Porque un niño sabe ver lo bueno de la vida, sabe encontrar los resquicios para disfrutar ya sea imaginando conducir un autobus ó escuchando en una radio sus canciones favoritas.
Sólo al final, cuando la guerra llega al límite, vemos odio en la mirada inocente de "El Chava"; en ese momento el espectador comprende que ha dejado de ser un niño.
Grandes interpretaciones, buena dirección y bonita historia la que nos enseña "Voces inocentes".
José Daniel Díaz

lunes, 14 de julio de 2008

Heath Ledger: Película póstuma y ¿oscar póstumo?


Muchas son las voces que aseguran que Heath Ledger recibirá una nominación al mejor actor secundario por “The dark knight” (“El caballero oscuro”), nueva secuela de Batman dirigida por Cristopher Nolan, autor de la aclamada “Batman Begins”. Su interpretación de Joker ha recibido grandes críticas en EE.UU y ya se espera con impaciencia en las salas españolas.

Pero este malogrado actor no ha sido el único en estrenar película a título póstumo y tampoco sería pionero en obtener una nominación al Oscar. Si repasamos la lista de actores encontramos grandes nombres que se convirtieron en leyenda tras su muerte. Quizás dos de ellos sean los más llamativos por su juventud y por las circunstancias en que fallecieron. Nos referimos a James Dean y Brandon Lee.

James Dean es todo un símbolo de su época. Tras su fallecimiento en accidente de moto en 1955 muchos se preocuparon por la recaudación de las películas que tenía pendientes de estrenar pero “Rebeldes sin causa” y “Gigante” fueron grandes éxitos. Incluso recibió dos nominaciones a los Oscars a título póstumo por “Al este del Edén” (1955) y “Gigante” (1956) sin obtener ninguna estatuilla.

Brandon Lee fue un caso extraño. Un desgraciado suceso durante el rodaje de “El cuervo” acabó con la vida de este joven actor, hijo del mítico Bruce Lee. Mediante técnicas digitales se pudo finalizar la película y se convirtió en un referente dentro de los films de ciencia-ficción.
Aparte de estos dos grandes mitos, otros actores de renombre internacional han “sufrido” esta situación: Clark Gable con “Vidas rebeldes” (1961), Spencer Tracy con “Adivina quién viene esta noche” (1967), Carole Lombard, fallecida en accidente aéreo a la temprana edad de 33 años, con “Ser o no ser” (1942) ó Will Rogers con “Barco a la deriva” (1935) por poner algunos ejemplos.
Si finalmente el australiano fuera nominado al Oscar compartiría experiencia con actores como los nombrados James Dean y Spencer Tracy y otros tales como Ralph Richardson por “Greystoke: La leyenda de Tarzan” (1984), Massimo Troisi por “El cartero (y Pablo Neruda)” (1995) ó Jeanne Eagles por “The letter” (1929).

En el caso de que fuera obtuviera el preciado premio sólo compartiría honores con el único actor que lo ganó de forma póstuma: Peter Finch por su papel como Howard Beale, “el profeta loco de las ondas”, en “Network, un mundo implacable” (1978).

Aunque Heath ha hecho películas de prestigio como “Brokeback Mountain” ó “Monsters Ball” el reconocimiento le podría llegar cuando él no pueda saborearlo. Como diría el Joker “Recordar es peligroso. Yo encuentro que el pasado es un lugar preocupante y deprimente”. Vivamos el presente y disfrutemos de esta gran interpretación que ha dejado para la posterioridad.

José Daniel Díaz
Publicado en Noticine.com

domingo, 13 de julio de 2008

Crítica: "La vida de los otros"

Hace poco tuve la oportunidad de ver una gran película alemana premiada con el Oscar a la mejor película extranjera en 2006: "La vida de los otros".
La historia se centra en la RDA años antes de la caída del muro de Berlín. Un país donde la libertad era impedida por un Gobierno autoritario y poderoso. La Stasi, su brazo policial, mantenía el orden y controlaba todas las posibles manifestaciones críticas al Régimen.
En ese ambiente se mueve esta pequeña historia. Una relación sexual entre un alto cargo y una actriz reconocida provocará una vigilancia absoluta contra el novio de ésta. Pero el ser humano en muchas ocasiones no puede evitar sentir aprecio por alguien ó simplemente respeto. El espía de la Stasi acaba entablando amistad con el vigilado, una amistad en el anonimato.
El desarrollo de la historia es lógico pero aunque sea contradictorio también resulta sorprendente. Los acontecimientos se desarrollan de tal forma que nadie tiene control sobre lo que está sucediendo.
La dirección es portentosa. Si algo distingue a esta labor en el cine del norte de Europa es su compromiso con el guión. El relato está perfectamente narrado por el director; su labor es sobria, segura y certera. No echamos en falta ningún plano, no queda nada en el tintero. No pretende (como sucede con algunos directores del resto de Europa) su autodeleite los planos imposibles, redescubrir cada imagen.
En este caso eso no sucede. Se limita, como si fuera poco, a contarnos algo de la mejor forma posible. Los actores saben en cada momento cómo interpretar, cuál es su situación dentro de la película.
Y todo ello hace que acabemos teniendo una película redonda; altamente recomendable para los amantes del cine.
José Daniel Díaz

jueves, 10 de julio de 2008

Crítica: "3:19"


Esta película estrenada recientemente tuve la oportunidad de verla en el Festival de Cine de Málaga de este año donde fue galardonada en la sección Zonazine con el premio al mejor director.

Realmente no sabía lo que me iba a encontrar. La sinopsis hablaba de una película de casualidades y ciertamente lo es. Desde el principio notas que no es una película convencional; que el director te quiere sumergir en un mundo de casualidades históricas y actuales.

La historia de animación que se intercala en determinados tramos de la película resulta ser una bocanada de aire fresco. Una historia que acaba interesando más que la propia historia real. Y por otro lado resulta inteligente porque cuando parece que te estas saciando de casualidades reales entran en juego las casualidades animadas.

Algo tienen en común ambos relatos: Ambas son tristes. Pero esa tristeza se riega de humor, de sensibilidad y de respeto, y consigue disminuir el dramatismo desolador en que podía haberse convertido.

La labor de los actores es realmente buena. Félix Gómez, Bárbara Goenaga, Juan Díaz y Miguel Angel Silvestre resultan convincentes en sus papeles. Sus personajes están perfectamente delimitados y te ayudan a comprender sus reacciones.

La amistad, el amor y la familia son pilares básicos en nuestra vida y "3:19" los convierte en pilares básicos de su historia, quizás por eso tu sentimiento de cercanía hacia ellos sea aún mayor.

José Daniel Díaz

miércoles, 9 de julio de 2008

¿Por qué me gusta el cine?

Creo que antes de empezar a escribir artículos de críticas de cine o de comentar eventos cinematográficos sería bueno que explicara qué me impulsa a querer el séptimo arte.

Pues no es fácil de contar.... De las primeras películas que tengo conocimiento fue E.T, una película tierna, divertida y fantástica. Yo era muy pequeño pero esa historia me marcó e incluso me compré un muñequito del bicho ese tan feo pero que tanta emoción me había creado.

Sin darme cuenta algo dentro de mí despertó aunque yo no fuí consciente. Una historia de ficción había suscitado en mí sentimientos que la vida real no había logrado. Un personaje que había conocido hace escasamente hora y media ya formaba parte de mí más que otras muchas personas con las que diariamente me relacionaba.
Poco a poco empecé a valorar más a los directores que a los actores. Empecé a entender que una historia bien contada es la que te lleva por el sendero de lo que necesitas conocer, es la que consigue sacar de ti todo eso que necesitabas sacar y no encontrabas el momento. Empecé a querer descubrir lo que se escondía detrás y finalmente busqué la manera de hacerlo.
La foto que he incluído en el artículo guarda relación con todo lo que he contado. Ese gra director, Alejandro Amenábar, tiene talento pero sobre todo esconde una gran sensibilidad. Sensibilidad que sabe transmitir y que genera en tí miedo, sonrisa, intriga, dolor, ternura y diversión.
Un día daré al cine todo lo que ella me dió a mí.

Bienvenida


Hola a todos!!!

En este primer comentario quería daros la bienvenida al blog de cine que acaba de nacer.

En este pequeño espacio incluiré críticas, comentarios y opiniones de películas, festivales y eventos relacionados con el cine.


Mi primera aportación será el enlace al primer corto que he tenido la suerte de dirigir: http://es.youtube.com/watch?v=LEW7Udq4N_4

Espero que os guste

José Daniel Díaz