La Alfombra Roja

jueves, 25 de febrero de 2010

Crítica: "Shutter island"

Leonardo Di Caprio y Martin Scorsese vuelven a juntarse tras esas maravillas, y a veces no muy valoradas, "Gangs of New York", "El aviador" e "Infiltrados". Ahora llega "Shutter island", un thriller psicológico que huele a clásico, a Hitchcock, y cuyo interés mantiene a ráfagas. No es la mejor versión del maestro pero merece la pena ser vista.

Basado en un libro de Dennis Lehane, responsable también de la versión literaria de "Mystic river", esta historia de suspense te sumerge en la delgada línea que separa la razón de la locura. A lo largo del tiempo los centros psiquiátricos han sido lugares perfectos para recrear situaciones que nuestra mente lucha por comprender. Hay quien dice que el director italoamericano ha firmado su propio "el resplandor". La afirmación puede parecer exagerada pero en cierta manera no deja de ser una búsqueda para comprender lo incomprensible.

Habrá quien compare este film a otro muy recordado de su carrera, "el cabo del miedo". Sin embargo en este caso el rostro se enmarca en un ambiente más complejo donde discernir realidad y ficción en algunos momentos es casi imposible.

Teddy es un agente federal que junto a un nuevo compañero se dirigen a una isla en medio de la nada famosa por albergar una de las cárceles psiquiátricas más peligrosas de Estados Unidos. La misión es encontrar a una paciente fugada que ha huido del centro. Lo que empieza como una investigación rutinaria y rápida acaba convirtiéndose en una búsqueda de su propia identidad.

Leonardo Di Caprio vuelve a regalar una interpretación de altura. Su idilio profesional con Scorsese le ha generado un gran respeto entre la crítica y el público y de momento no parece que vaya a acabar como demuestran los incesantes comentarios que hablan de una nueva colaboración donde el actor se convertiría en el mítico Frank Sinatra.

Sus compañeros de reparto, con Mark Ruffalo y Ben Kingsley a la cabeza, también salvan sus complicados papeles con destreza y misterio. Personajes tan complicados requerían de una dirección de actores especial y muy minuciosa. En este apartado se puede decir que el trabajo realizado es notable.

Hablando objetivamente el film también peca de una serie de defectos que bajan la valoración global. El montaje en algunos momentos es de aficionado, con saltos que te hacen dudar si el montador era un principiante o pretendía confundir al público. En el debe también habría que situar que pese a la ambientación que rodea a "Shutter island" jamás logra alcanzar un clímax de tensión que mantenga al espectador agarrado a su butaca. Me atrevería a decir que su visionado es excesivamente amable y durante buena parte del metraje predecible.

Aunque Martin Scorsese no consigue su mejor trabajo, las sensaciones de buen cine siempre se mantienen intactas.

José Daniel Díaz

lunes, 22 de febrero de 2010

"En tierra hostil" recibe un buen empujón en los premios Bafta para conseguir el Oscar


Si en los Globos de Oro la imagen que acompañó mi artículo fue la de un orgulloso James Cameron mostrando el dorado premio obtenido por "Avatar", ahora la sonrisa la ha recogido su ex mujer Kathryn Bigelow que ha conseguido con su film "En tierra hostil" seis de los ocho premios Bafta a los que optaba incluyendo Mejor Película y Mejor Dirección.

Los premios ingleses han preferido el cine más dramático y comprometido frente al más espectacular y entretenido. "En tierra hostil" es un duro golpe en el estómago. Uno de esos films que no deja indiferente y que ayuda a entender esa "otra guerra" que va más allá de los valientes soldados que el cine americano suele mostrar.

Además de la película y la dirección también obtuvo el guión, fotografía, edición y sonido. Un espaldarazo considerable de cara a los Oscar. El resto de premios estuvo muy repartido. El guión adaptado caía en "Up in the air" de Jason Reitman, la película animada fue para "Up", los efectos visuales y el diseño de producción para "Avatar" y el vestuario y el maquillaje para "Young Victoria".

Las interpretaciones se repartieron entre cuatro films. Colin Firth obtenía el premio por "A single man", la joven Carey Mulligan, de gran parecido a Katie Holmes, por "Una educación", el nazi despiadado Cristoph Waltz por "Malditos bastardos" y la gran Mo´nique por "Precious".

Pedro Almodóvar que competía por la mejor película extranjera por "Los abrazos rotos" tuvo que ver como la francesa "Un profeta" conseguía el premio. Un gran palo para "La cinta blanca" que partía como favorita.

Ojalá "En tierra hostil" siga ganando terreno sobre la superproducción de James Cameron "Avatar". Simplemente porque el buen cine no necesita de efectos visuales para hacerse notar.

José Daniel Díaz

jueves, 18 de febrero de 2010

Crítica: "Una educación"

El próximo 26 de Febrero se estrena en España una de las últimas sorpresas del cine americano: "Una educación". Un film independiente que ha logrado colarse en los Oscar con 3 nominaciones para mejor película, guión y actriz.

Pese a su buen comienzo, poco a poco el film se va desgastando y lamentablemente termina cayendo en el tópico más tradicional y moralizante. Sin embargo no se puede dejar de admitir sus bondades: una precisa ambientación, buen ritmo, una desconocida Carey Mulligan muy inspirada y una sobresaliente selección de secundarios. Motivos suficientes para atreverse con su visionado.

Jenny es una chica de 16 años estudiosa, aplicada y muy controlada por un padre obsesionado por la fama y el éxito que sueña con entrar en Harvard. Una tarde lluviosa conoce a un hombre 20 años mayor que ella que la enseñará un nuevo mundo de glamour y vida fácil. Esa nueva forma de vivir le hará replantearse su vida y reorganizar sus prioridades.

Aunque la moraleja es lo que se queda cuando finaliza la proyección, no se puede olvidar su gran inicio, algunos gags cómicos interesantes y el cameo de Emma Thompson. Todo ello ayuda a mantenerse en la butaca sin controlar el tiempo de metraje.

No podría darle una nota positiva al conjunto por su final tan previsible como políticamente correcto ni por pretender decirle al espectador lo que es bueno y lo que no. El público siempre debe juzgar sin ayuda, debe pensar y debatir, crear opinión pero nunca una que sea única.

El cine independiente ya no es lo que era..

José Daniel Díaz

lunes, 15 de febrero de 2010

La Gala de los Goya da la bienvenida a Pedro Almodóvar y a una nueva era

“Por pesao” como dijo el director manchego pero Alex de la Iglesia lo consiguió. Una de sus intenciones cuando aceptó la presidencia de la Academia era volver a unir a todo el cine español y buena parte del objetivo se centraba en recuperar a Pedro Almodóvar. Y qué mejor momento para hacerlo que la Gala de los Goya en la entrega del premio a la Mejor Película. El golpe de efecto revolucionó a todos los asistentes que no sabían si levantarse, vitorear ó simplemente dejarle hablar. Lo que dijera daba igual, la Academia volvía a estar unida.

La alfombra verde no vio desfilar al director de “Los abrazos rotos” ni a la flamante pareja de Penélope Cruz, Javier Bardem, a la que vimos aparecer en el Palacio de Congresos compuesta y sin novio. Sin embargo ambos estaban allí. Nuestros artistas más reconocidos mundialmente formaron parte de la Ceremonia entregando Goyas a sus compañeros de profesión. El año 2009 no sólo ha sido el de la reconciliación del espectador español con su cine sino el de los propios artistas con su Academia.

También hubo grandes ausentes. Ni Rachel Weisz ni prácticamente todo el equipo de “El secreto de sus ojos” con Campanella a la cabeza estuvieron presentes en Madrid. Bromeaba Buenafuente con que Ricardo Darín por menos de tres nominaciones no se iba a desplazar.

Todo en esta mágica noche supo a cambio. Daba la impresión de comenzar una nueva era dentro del sector. La Gala se caracterizó por su modernidad y buen gusto. Andreu Buenafuente cumplió sobradamente su papel. Comenzó la presentación bromeando con los invitados, haciendo partícipes a los nominados de la Gala que iba a iniciar. Así se permitió hablar a Penélope Cruz en inglés recitando la letra de la mítica canción “Yesterday” o a Daniel Monzón solicitarle que cogiera una cámara y grabara algunos planos.

El dinamismo fue una constante durante el evento. Javier Godino y Secun de la Rosa, que entregaban el premio a la Mejor canción, deleitaron al respetable con una interpretación musical con letra muy ácida y certera, “Soledad Villamil revelación después de 20 años de profesión”. Después entraron en escena los efectos del ordenador permitiendo al dibujo animado Pocoyo entregar el premio a la mejor película de animación.

El discurso del presidente de la Academia prometía ser épico. Y no fue nada autocomplaciente. Abogó por la humildad, ser agradecidos y pedir perdón. El año 2009 había sido una oportunidad para hacerlo mejor y eso sólo se consigue con trabajo. Alex de la Iglesia se alejó de esa imagen fatalista y lastimera que se había apropiado del cine español y abrió las puertas a un nuevo camino de conciliación aunando todos los sectores y mandando una carta de presentación a todas las televisiones estatales. “Fuerza y honor” fue la frase final de un discurso cargado de dureza y visión de futuro.

Otro momento de gran carga emocional fue la entrega del Goya de Honor a Antonio Mercero. Debido a sus problemas de salud el homenajeado no pudo asistir a la Gala pero unas imágenes mostraron la sensibilidad y el respeto que tuvo el Presidente de la Academia al llevárselo en mano a su hogar.

Entre los invitados más coloridos vimos a Oscar Jaenada luciendo traje rosa, sombrero y melena y a Bimba Bosé con un traje amarillo de David Delfín a juego con su pelo y cejas. Entre el resto de asistentes el negro y el blanco fueron las opciones más elegidas. Por ejemplo María Botto, Cayetana Guillén y Ana Belén eligieron la primera opción mientras que Naussica Bonin, Clara Lago y Penélope Cruz optaron por la segunda.

La aparición estelar del manchego Pedro Almodóvar fue el colofón ideal para una noche de encuentros, alegrías, tristezas y reconciliaciones. Más allá de la victoria de Celda 211 quedará para el recuerdo el nacimiento de una nueva era en el cine español.

José Daniel Díaz

viernes, 12 de febrero de 2010

Cinedania hace sus predicciones para los Goya 2010

Se acerca el mágico día de entrega de los premios Goya y desde Cinedania tenemos nuestros candidatos en las principales categorías.

Estas apuestas suelen ser arriesgadas porque cuando no se cumplen quedas fatal pero en el riesgo está la victoria así que ahí van:

Mejor Película: Celda 211. Parece difícil que alguna otra pueda arrebatar el premio a este thriller de Daniel Monzón. Allá por donde pasa arrasa y además ha tenido el beneplácito de crítica y público. Es una lástima que coincida con "El secreto de sus ojos" porque es otra grandísima película. Para mí incluso mejor.

Mejor Director: Daniel Monzón de Celda 211. Aquí creo que podría saltar la sorpresa y llevarse el premio Juan José Campanella. Sin embarg la lógica dice que el cineasta español será el que suba al escenario por su premio.

Mejor Actor: Luis Tosar por Celda 211. Hace un papel estratosférico. Crea un personaje, malamadre, que pasará a la historia del cine español.

Mejor Actriz: Lola Dueñas por Yo, también. Triunfó en San Sebastian y en los Forqué y no es un trabajo fácil. Ella es lo mejor del film; maneja registros muy complicados. Sonríe con amargura y llora de alegría, mira con dulzura y dureza. Merecidísimo el premio.

Mejor Guión Original: Daniel Sánchez Arévalo por Gordos. Cualquiera de las cuatro nominadas podría ganar pero en este caso lo complejo y psicológico que es este libreto puede hacer que se decante por el.

Mejor Guión Adaptado: Juan José Campanella y Eduardo Sacheri por El secreto de sus ojos. Campanella no puede salir con las manos vacías de esta Gala y el guión es espectacular. Celda 211 sería la otra candidata.

Mejor Actor Secundario: Ricardo Darín por El baile de la Victoria. Él es lo mejor de la película (y diría que lo único). Tiene dos nominaciones y sería extraño que no se llevara nada. Es una actor de gran nivel.

Mejor Actriz Secundaria: Vicky Peña por El cónsul de Sodoma. Realmente ni la película ni la interpretación (casi cameo) serían merecedoras del premio pero es una actriz que lleva muchos años y la competencia no es especialmente dura.

Mejor Película de Animación: Planet 51. Es la gran película de animación española del año y sería una gran sorpresa que no se lo llevara.

Mejor Película Hispanoamericana: El secreto de sus ojos. Sin duda la mejor de las candidatas y apuesta segura para el premio.

Mejor Película Europea: La clase. Este film francés ganador en Cannes ha tenido elogios y galardones allí por donde se exhibió. Apuesto por ella.

Entre el resto pues posiblemente los premios técnicos sean para Agora.

Ahora sólo queda sentarnos en el sofá, coger palomitas y disfrutar de la Gala. Desde Cinedania os la contaremos con detalle en un artículo el lunes.

José Daniel Díaz

martes, 9 de febrero de 2010

Las medallas CEC 2009 centran sus premios en "Celda 211" y "El secreto de sus ojos" en una sobria ceremonia celebrada en Madrid


El cine Palafox de Madrid fue el lugar elegido por el Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC) para entregar sus anuales medallas. En una Gala de apenas una hora "Celda 211" de Daniel Monzón y "El secreto de sus ojos" de Juan José Campanella acapararon los premios principales con cinco galardones para la primera y cuatro para la segunda. Además Concha Velasco fue la gran protagonista al recibir la Medalla de Honor de este año.

Presentado por los actores Manuela Velasco y Luis Zahera, al que varios invitados felicitaron por su papel de "yonki" en el film "Celda 211", la Gala se caracterizó por su sobriedad. No hubo música, ni imágenes ni show de ningún tipo. Incluso la presentadora se permitió una broma al echar la culpa a la SGAE de no poner la música de las películas nominadas en esa categoría.

Pese a lo íntima que fue la ceremonia, hubo momentos muy divertidos. Concha Velasco al recoger su medalla fue un auténtico huracán. Recordó el premio a la mejor actriz secundaria que le otorgó el CEC cuando apenas contaba con 18 años por "Las chicas de la cruz roja" e incluso se permitió el lujo de contar un chiste y bailar con su hermano Manolo sobre el escenario.

Otro de los momentos sorprendentes lo protagonizó Borja Cobeaga, director de "Pagafantas", que subió a recoger el premio al mejor guión. Lo curioso es que lo hizo para cubrir a David Planell, director de "La vergüenza", que fue el auténtico ganador del premio. Él mismo reconoció frente al micrófono que debía ser la primera vez en la historia que un nominado en la misma categoría recibía el premio de otro compañero.

Daniel Monzón subió por partida doble al escenario. Primero para recoger la medalla de mejor actor concedida a Luis Tosar que, pese a no encontrase en la sala, gracias a una llamada de móvil dedicó unas palabras al público asistente y después para recibir el premio al mejor director.

"El secreto de sus ojos" recibió los premios de fotografía, guión adaptado, actriz (Soledad Villamil) y actor secundario (Guillermo Francella). Curiosamente este último ni siquiera está nominado a los Goya pese a realizar una de las mejores interpretaciones del año. El productor Gerardo Herrero fue uno de los encargados de subir al escenario para recoger los premios del film hispanoargentino.

La Gala finalizó con la entrega de la medalla a la mejor película que recayó en "Celda 211". Los productores agradecieron el premio y lo dedicaron al director Daniel Monzón.

Tras la ceremonia se proyectó una de las películas nominadas a Mejor Película en los Oscars y que se estrenará en España el 26 de Febrero: "Una educación", de Lone Scherfig. Un film muy cuidado, con grandes interpretaciones pero que peca excesivamente de enseñanzas morales y tópicos de otra época. Una niña de 16 años y un hombre entrado en los 30 viven una relación sentimental que provoca que la chica se plantee si quiere seguir estudiando para ser aceptada en Oxford o dejar la escuela y centrarse en una vida de lujo con su enamorado. Carey Mulligan, cuyo físico recuerda al de Katie Holmes, también está nominada como mejor actriz.

Mejor Película- "Celda 211"
Mejor Director – Daniel Monzón por "Celda 211"
Mejor Actor – Luis Tosar por "Celda 211"
Mejor Actriz – Soledad Villamil por "El secreto de sus ojos"
Mejor Actor Secundario – Guillermo Francella por "El secreto de sus ojos"
Mejor Actriz Secundaria – Kiti Manver por "Pagafantas"
Mejor Guión Original – Eduardo Sacheri y Juan José Campanella por "El secreto de sus ojos"
Mejor Guión Adaptado – David Planell por "La vergüenza"
Mejor Fotografía – Félix Monti por "El secreto de sus ojos"
Mejor Montaje – Cristina Pastor por "Celda 211"
Mejor Música – Roque Baños por "Celda 211"
Premio Revelación – Jorge Blanco por "Planet 51"
Mejor Documental – "La mirada de Ouka Leele"
Mejor Película extranjera – "Gran Torino"
Medalla de Honor – Concha Velasco

José Daniel Díaz

sábado, 6 de febrero de 2010

XXX Semana de cine español de Carabanchel: "After"


Entramos en la recta final del Certámen y en esta ocasion la oferta del día era muy variada. Por un lado teníamos la comedia "Fuga de cerebros" de Fernando González de gran éxito comercial y por otro lo nuevo de Alberto Rodríguez tras la maravillosa "7 vírgenes" que responde al nombre de "After". La curiosidad pudo más que la taquilla y este film de cuarentones insatisfechos fue la elección de la jornada para Cinedania.

Como siempre antes del largometraje se proyectó un corto a competición. "Martina y la luna" de Javier Loarte fue el seleccionado. Un trabajo realizado por estudiantes de la Ecam muy interesante visualmente pero con una historia poco atrayente. Mezclar animación con imágenes antiguas y añadir secuencias reales convierte un proyecto de 12 minutos en un complejo batiburrillo que cuesta entender.

Nominada a 3 Goyas (Mejor actriz revelación, mejor fotografía y mejor guión original), "After" no es un producto fácil de digerir. Es una película dura, complicada, de muchos matices, conceptualmente arrolladora y muy triste. Una noche de juerga como si fueran adolescentes. Esa es la excusa de Alberto Rodríguez para plasmar en pantalla el desencanto de tres amigos cercanos a los 40 cuya vida puede parecer feliz y saludable pero que encierra mucho dolor e insatisfacción.

No es una película fácil y no todo el mundo puede desear encontrarse un producto de este tipo. Habla de temas muy personales que posiblemente muchos hayamos vivido alguna vez pero que no deseemos recordar. Tocar la llaga puede escocer, sobre todo si aún se mantiene abierta.

El trabajo que se exige a Tristán Ulloa, Guillermo Toledo y Blanca Romero es brutal. Las personalidades se van desarrollando a lo largo del film pero sin perder su espíritu. Los tres actores principales cumplen con buena nota el reto al que se enfrentaban. Si tuviera que destacar alguno quizás Guillermo Toledo sea el que mejor se desenvuelva en un personaje muy conflictivo, con muchas carencias afectivas.

Tras la proyección uno de los productores, Gervasio Iglesias, comentó con el público sus impresiones sobre la pelicula. Destacó que una de las cosas que más valoraba del director era que no marcara una línea moralizante. Es decir, sabe limitarse a contar los hechos sin entrar en valoraciones acerca de las actuaciones que transcurren. Todo el equipo era conocedor del producto tan arriesgado con el que trabajaban pero remarcó que "contamos las historias que queremos contar".

Mañana finaliza el Festival con una gala de clausura que volverá a presentar la actriz Verónica Sánchez y donde se entregarán los premios a los cortometrajes vencedores y proyectarán el film "7 minutos".

Un éxito de público que ha visto desfilar por los distintos debates a directores como David Planell ó Daniel Sánchez Arévalo, actores como la propia Verónica Sánchez, Raúl Arévalo ó Naussica Bonin y en general productores y equipo técnico que han aportado sus experiencias.

Ya estoy esperando la edición 31.

José Daniel Díaz

miércoles, 3 de febrero de 2010

XXX Semana de cine español de Carabanchel: "La verguenza"


Tercera jornada de Festival con dos películas muy distintas: la terrorífica "Rec 2" y la dramática "La verguenza". Nuevamente la sala a rebosar y un público abierto a todo lo que pudiera llegar. Un ambiente inmejorable para disfrutar del cine.

En este caso la elección de Cinedania fue para la primera película del famoso guionista David Planell, "La verguenza". Pero antes de la proyección del film se emitió el cortometraje "La condena" de Mario de la Torre donde lo más destacable es la interpretación de Mariana Cordero. Una dramática historia que habla del sufrimiento de las personas encarceladas y sobre todo de los que se quedan fuera. El productor mantuvo un diálogo con los presentes, sorprendido por no recibir aplausos al finalizar la emisión.

Y después llegó el largometraje triunfador en el pasado Festival de Málaga. Un relato lleno de conflictos y drama que gracias a ciertos tintes de humor consigue mantener con amabilidad un tema tan controvertido como es la adopción.

Un pequeño peruano de 8 años se encuentra en situación de acogida por una pareja española que interpretan con bastante suficiencia Alberto San Juan y Natalia Mateo. Han solicitado la adopción pero tendán que superar la entrevista de una asistenta social dispuesta a sacar todos los trapos sucios. Todo es más complicado cuando ellos mismos se replantean si realmente quieren adoptarlo, no todos aguantan a un niño conflictivo. Pero la verguenza les impide hablar con claridad y sacar sus verdades.

Aunque su visionado es aconsejable, admito que en determinados momentos la información se amontona sin apenas tener tiempo para digerirlo. Se supone que todo transcurre en 7 horas y los personajes durante ese tiempo son capaces de vivir y sentir todos los estado de ánimos posibles.

Para el debate se acercó a Islazul el director del film. David Planell, nominado al Goya como mejor director novel y guionista de éxito por su trabajo en "Siete mesas de billar francés" entre otros, dio una clase magistral sobre dirección de actores, estructura de personajes y ritmos de película.

Contó anécdotas, detalles, algún secreto y sobre todo enseñanzas cinematográficas. Un auténtico lujo disfrutar media hora de los comentarios de este director novel pero cineasta senior.

Y aún queda Festival...

José Daniel Díaz

martes, 2 de febrero de 2010

XXX Semana de cine español de Carabanchel: "Yo, también"


Tras la Gala inaugural que proyectó dos de los platos fuertes, "Celda 211" y "Pagafantas", esta segunda jornada traía otros dos films de menor repercusión comercial pero muy premiadas en distintos Festivales y que amontonan varias nominaciones a los Goya: "Gordos" y "Yo, también".

Precisamente esta última fue la elegida por Cinedania para asistir a la proyección. Previo al pase del film se emitió el corto "La rubia de Pinos Puente" de Vicente Villanueva, una historia tragicómica de una mujer que busca la fama a través de un reality. Los protagonistas, Font García y Carmen Ruiz, asistieron al Festival y participaron en un animado diálogo con el público.

"Yo también" de Alvaro Pastor y Antonio Naharro es una película emocionante. La historia habla de la vida diaria de Daniel Sanz, interpretado por Pablo Pineda, el primer afectado por síndrome de Down que obtiene un título universitario. Su relación con la familia, con sus compañeros de trabajo, con su mejor amiga y en general con el mundo son una lucha diaria por reafirmar su "normalidad".

Pero lo más interesante es la relación que mantiene con Laura, interpretada magistralmente por Lola Dueñas. Ella es una persona con muchas carencias y mucha falta de autoestima. Una infancia dura ha provocado que tenga una discapacidad mayor que la que sufre Daniel, la afectiva. Uno buscará el apoyo y el cariño en el otro creando una unión de continuos altibajos pero llena de ternura y amor.

Las tramas paralelas también son de gran intensidad emocional como la relación amorosa entre dos jóvenes con síndrome.

Las interpretaciones son realmente sublimes. Lola Dueñas merece el Goya de la misma forma que mereció la Concha que se llevó en San Sebastian. Es una actriz con mayúsculas y lo demuestra cada vez que se pone delante de una cámara. Pablo Pineda también es de justicia su nominación al Goya.

Tras la emisión de la película se sentaron a compartir el debate una componente de la productora y dos de las actrices secundarias, Maria Bravo y Ana de los Riscos. Durante la charla que duró aproximadamente 30 minutos se destacó la sensibilidad que transmitía el film y se recapacitó acerca de nuestro comportamiento con estas personas discapacitadas.

Hay que destacar la afluencia masiva de espectadores que demuestra que este 2009 ha sido el de la reconciliación entre el cine español y el público. Ojalá los próximos días se mantenga esta tendencia.

José Daniel Díaz