La Alfombra Roja

martes, 30 de noviembre de 2010

Crítica: "Biutiful"

Gracias a Sensacine.com y a Universal Pictures tuvimos la oportunidad de disfrutar en un pase especial del último film de Alejandro González Iñárritu, “Biutiful”. Un drama duro, complejo y no apto para corazones sensibles que muestra una Barcelona decadente y oscura a través de la mirada de Uxbal, interpretado magistralmente por Javier Bardem.

Lo primero que llama la atención es la cuidada fotografía, el mimo con el que Alejandro muestra cada escena como si fueran versos sueltos ansiosos por formar rimas. Poco a poco descubrimos que esos versos tienen sentido hasta convertirse en un poema desgarrador.

Uxbal es un perdedor, un ser humano que vive continuamente desde la ilegalidad, bien relacionándose con personas fallecidas bien traficando con seres humanos. Sabe que no tiene destino y que su única salida es refugiarse en sus dos hijos que le mantienen atado al mundo real.

Uxbal además es un hombre solitario y lo que es peor sólo. No se puede fiar de un hermano irresponsable ni de una pareja desequilibrada y peligrosa. Tampoco tiene amigos a los que aferrarse lo que se traduce en un futuro devastador dónde sólo el dinero importa y que en realidad sólo sirve para sobrevivir.

Alejandro González Iñárritu dibuja Barcelona desde su lado más sombrío, más oscuro. Rasca para ver qué hay detrás de esta hermosa ciudad catalana y se encuentra con los bajos fondos, con la inmigración ilegal, con los policías corruptos, con los empresarios más deleznables y en general con todo lo que atrae la marginalidad.

También la muerte tiene su espacio y siempre desde el prisma de lo positivo, del camino a algo mejor. Su presencia durante el film es constante hasta convertirse en un personaje más, quizás el realmente importante. Alejandro lo mira desde la cultura y tradición mexicana como si no quisiera olvidar sus raíces, como si dentro de Barcelona también hubiera algo de México.

Javier Bardem demuestra su talento una vez más con un personaje complicado, de mirada triste y enfermizo. Soporta con suficiencia un film de altas miras cuyo riesgo sólo es comparable a su éxito y que se convierte una vez más en un sobresaliente trabajo del director mexicano.

Ya vimos y disfrutamos películas como “Amores perros”, “21 gramos” y “Babel” pero parecían pruebas de alto nivel para llegar a contar con la dureza y frialdad que merecía la gran “Biutiful”.

Sin duda merece alguna nominación al Oscar. México lo ha presentado para mejor película de habla no inglesa y el actor español ya entra en algunas quinielas. Ojalá tenga este ambicioso retrato social una merecida recompensa.

José Daniel Díaz

domingo, 28 de noviembre de 2010

Adiós Leslie Nielsen, gracias por hacernos reir

Esta misma noche nos ha llegado la triste noticia del fallecimiento de Leslie Nielsen a los 84 años de edad. Víctima de una neumonía consiguió crear un personaje en sí mismo que superaba las expectativas del film. Su interpretación de hombre serio y respetable lleno de torpeza logró muchos taquillazos y la sensación de disfrutar de una leyenda de la comedia.

Lo curioso de su caso es que se convirtió en gran mito cuando parecía que su carrera se estancaba. A principios de los 80 parecía un actor olvidado que poco más podía aportar al cine de aquélla época. Sin embargo el grupo ZAZ, iniciales de los apellidos de los hermanos Zucker y Abrahams, le rescataron para "Aterriza como puedas". El gran éxito de este film disparó su caché y destacó en un género en el que nunca se había atrevido.

En 1988 interpretó uno de los personajes más reconocidos de su vida artística, el mítico policía Frank Drebin. "Agárralo como puedas" fue otra bomba del grupo ZAZ que tuvo dos secuelas, acual más divertida. Quién no le recuerda presentando la Gala de los Oscar en "Agárralo como puedas 33 1/3"? Una de las escenas más míticas desde mi punto de vista.

Alternó estos films con capítulos de "Se ha escrito un crimen" y "Las chicas de oro".

En los 90 siguió con las parodias como "Espía como puedas", "Esquía como puedas" ó "Vaya un fugitivo". También interpretó al delirante "Mr. Magoo".

Curiosamente su última aparición fue en la española "Spanish movie" donde encarnaba a un extraño médico.

Gracias por hacernos reir Leslie y descansa en paz.

José Daniel Díaz

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Crítica: "Chloe"

Aunque se presentó en el Festival de San Sebastian de 2009 hasta este fin de semana no llega a las carteleras españolas la nueva película de Atom Egoyan. Un triángulo amoroso lleno de mentiras y atracciones imposibles es la propuesta interesante pero poco original del mítico director canadiense.

Atrás quedaron las mejores películas de Atom Egoyan. Nominado al Oscar por partida doble, guión y dirección, por "El dulce porvenir" su trayectoria nunca consiguió arrancar definitivamente entre el gran público. Su propuesta en "Chloe" podría acercarse a un mayor porcentaje de público avalado por unos intérpretes consagrados como Liam Neeson y Julianne Moore y alguna en plena efervescencia como Amanda Seyfried.

Ya en San Sebastian su recibimiento fue frío tanto en la crítica como en el público. Si tuviera que definir este trabajo cinemtográfico lo haría diciendo que es un telefilme de televisión rodado con estilo. Su historia se acerca a las películas de sobremesa que asaltan las televisiones donde personas desequilibradas engañan y sorprenden a pobres ciudadanos necesitados de emociones.

Si algo diferencia esta trama de las habituales es el factor sorpresa. Los giros en el guión y el beso entre las dos mujeres protagonistas es lo más llamativo de un film que parece hecho por encargo y que realmente acaba sin desvelar por qué este relato merecía ser contado.

Personajes con distintos roles que encarnan con solidez el plantel interpretativo. Una mujer desconfiada buscando algo que de sentido a su rutinaria vida, una joven atractiva demasiado confiable y un marido en continua sospecha dan vida a lo que busca "Chloe": generar impresiones en el espectador que se modifican según pasan los minutos hasta llegar a sentirse idiota por haberlas creído.

Esos engaños al respetable que se esconden detrás de una propuesta cinematográfica no dejan de ser señales de humo y niebla que esconde el verdadero fondo del film. Y cuando quieres esconder la realidad a veces es porque no hay mucho que contar. Atom Egoyan envuelve en capas como si fuera una cebolla algo muy simple que se queda en nada.

Un ejercicio de guión con demasiado premio. Su estreno en cines se avala en todos los nombres que se refugian tras "Chloe"; una lástima que aporte tan poco y se disuelva como un azucarillo.

José Daniel Díaz

jueves, 18 de noviembre de 2010

Crítica: "Planes para mañana"

Premiada en el pasado Festival de Málaga con la biznaga a la mejor dirección, este fin de semana llega a las pantallas de toda España la ópera prima de Juana Macías. Una historia de mujeres contada desde el punto de vista de las mujeres, un alegato desesperado para cambiar una vida construída durante mucho tiempo y a punto de sufrir un cambio radical.

Cuatro historias distintas pero a la vez relacionadas. Cuatro mujeres unidas por la infelicidad y la búsqueda de nuevos retos, otra vida en definitiva. Ellas son Antonia, Márian, Inés y Mónica. Inés acaba de descubrir que está embarazada pero el padre no lo acepta, Márian sabe que su matrimonio está destruído, Antonia vuelve a verse con un antiguo amor que le hace replantearse su situación y Mónica es una joven que sufre la separación de sus padres.

Su mirada, en muchos casos agotada, es el mayor nexo de unión entre ellas. Todas quieren cambiar el camino que tomaron y buscan apoyo para relanzar su existencia. Juana Macías encuentra con soltura y eficiencia una ruta para mostrar la actualidad del universo femenino. Eso sí, la parte más negativa y conflictiva es la que detiene la cámara de la directora.

Las cuatro protagonistas, Carme Elías, Goya Toledo, Ana Labordeta y Aura Garrido, forman un buen conjunto interpretativo. Merece especial atención la labor de la joven Aura Garrido que complementa su personaje de sufrimiento contenido con unos ojos inquisitivos que juzgan los hechos con dureza.

Sin embargo, aunque la apuesta es correcta y valiente, no deja de ser excesivamente femenina. Es posible que el género femenino entienda y disfrute la película más que el género masculino. Ese enfoque tan partidista se demuestra en unos personajes masculinos de auténtico relleno dirigidos a crear desgracia y dolor en las mujeres que comparten su vida.

Aunque no está de más recorrer el mundo perpetrado por Juana Macías, personalmente me costó encontrar la empatía con los personajes a los que siento en la distancia. Salir igual que entraste de una sala de cine dice poco del film que se ha proyectado. En tono coloquial diríamos que el sabor de boca final es de "ni fu ni fa".

domingo, 14 de noviembre de 2010

Fallece Luis García Berlanga, referente clave del cine español

Este fin de semana el cine español perdió a uno de sus máximos exponentes, una persona de gran influencia que manejó el humor y la ironía como nadie. Luis García Berlanga rodó algunos de los grandes clásicos del cine español como "Bienvenido Mister Marshall", "El verdugo", "Plácido", "La escopeta nacional" ó "La vaquilla".

Su último film fue "Paris Tombuctú", una película muy alejada de las grandes obras que rodó anteriormente. Incluso la goyarizada "Todos a la cárcel" se sobrevaloró enormemente por estar realizada por el gran maestro.

Por eso prefiero recordar las películas que mencioné inicialmente y que fueron la demostración palpable de la valentía impregnada de humor que retrató una época. Más allá de premios o reconocimientos, su gran aportación fue un nuevo estilo de hacer cine utilizando la risa para criticar las injusticias y males que inundaban nuestra sociedad.

Que descanse en paz y desde arriba ilumine a nuestros directores noveles.

José Daniel Díaz

viernes, 12 de noviembre de 2010

Mario Camus, flamante ganador del cada vez más machista Goya de honor


Esta semana hemos conocido el nombre de la persona que recibirá el homenaje en la próxima Gala de los premios Goya. No es otro que el director Mario Camus al que todos conocemos y veneramos por hacer obras maestras como "Los santos inocentes" ó "La colmena".

Sin dejar de reconocer el acierto en honrar a tan ilustre nombre, haciendo revisión de la historia de entrega de estos premios, lo primero que llama la atención es el escaso reconocimiento que ha recibido el género femenino. En 25 ediciones tan sólo dos mujeres han obtenido el galardon que les agradece una vida talentosa dedicada al cine. Imperio Argentina y Rafaela Aparicio son las únicas que pudieron poner en su mesita de noche el Goya de honor.

Por tanto, estamos hablando que 23 hombres y tan sólo 2 mujeres han disfrutado del bello reconocimiento que la Academia realiza cada año. ¿Acaso no ha habido mujeres que han merecido o merecen este premio? Pensando o más bien recordando, me vienen algunos nombres a la cabeza como los de Carmen Maura, Concha Velasco, Victoria Abril, Gracita Morales, Marisol.... Mujeres que en un mundo de hombres asomaron la cabeza y destacaron con luz propia.

Y aunque entre los nombres masculinos hay auténticos monstruos cinematográficos como Tony Leblanc, Manuel Aleixandre, Alfredo Landa ó José Luis López Vázquez, no es menos cierto que algunos se los podían haber ahorrado como el de Jess Franco ó Tedy Villalba (flamante cabecilla de la SGAE).
Por tanto, a mi parecer, nos encontramos con una Academia inequívocamente machista donde la igualdad de géneros aún tiene mucho camino que recorrer. Poco a poco la mujer ha ido consiguiendo papeles más principales y puestos tan importantes como el de la Dirección o Producción pero el camino ha sido lento y costoso.

Alex, ahora que tienes el timón, contribuye a la igualdad en la Academia.

José Daniel Díaz

martes, 9 de noviembre de 2010

Crítica: "Bon appetit"

Siempre he considerado una asignatura pendiente del cine español la comedia romántica. Ese género que los americanos dominan con suficiencia y le reporta grandes ingresos, en España se queda en un cuento grotesco ó burdo ó incluso de mal gusto. Por suerte una ópera prima de un director de la ECAM ha mostrado una guía muy acertada de por dónde encaminar los esfuerzos en este género. David Pinillos firma una bonita película que triunfó en el pasado Festival de Málaga obteniendo entre otros premios la Mención especial del jurado, el mejor Guión y el mejor Actor para Unax Ugalde.

"Bon appetit", que por una extraña razón han alargado el título incluyendo "Historias de amigos que se besan", incluye dos tramas. Por un lado la llegada de un nuevo cocinero a un prestigioso restaurante suizo y su ambición para llegar a chef y por otro la relación personal que dicho cocinero mantiene con la maitre.

El amor puede ser hermoso pero también muy tramposo. ¿Cómo saber cuándo acaba la amistad y comienza algo más? ¿Es acertado hipotecar tu ambición profesional por un sentimiento? Estas preguntas las analiza y responde David Pinillos durante una hora y media de metraje. Son cuestiones universales que cualquier persona del mundo se puede haber planteado.

A veces las historias normales son las que más nos interesan aunque únicamente sea por sentirnos identificados con situaciones, actitudes o sentimientos. Esa normalidad se recoge en el film del director segoviano con extrema delicadeza, cuidando a cada personaje. Es romántica sin caer en lo esperpéntico, sincera sin perder el ritmo cinematográfico y realista en sus escenas.

David Pinillos cuya trayectoria se había desarrollado montando films de cierto prestigio como "Gordos" ó "La verguenza", comenzó en el mundo de la dirección con el cortometraje "Dolly" en 2007. "Bon appetit" es su primer largometraje y una apuesta personal donde firma tanto la dirección como el guión. Su implicación en el proyecto se demuestra y es fácilmente palpable en cada escena.

La sintonía entre los actores Unax Ugalde y la bella Nora Tschirner es fundamental para el éxito del proyecto. El guión centra mucho de sus objetivos en los gestos, las miradas y el feeling que se genera entre los personajes que representan. Unax consigue aportar seguridad en su trabajo y desconcierto en su relación personal mientras que Nora transmite con acierto su inocencia tramposa aderezada con una insegura madurez.

El boca a boca es la base del triunfo en este tipo de películas por lo que su permanencia en cartelera no debería fundamentarse en la taquilla del primer fin de semana; aunque quién sabe si su paso por varios Festivales puede haber generado las expectativas suficientes que lleven a su público objetivo a llenar las salas.

José Daniel Díaz

jueves, 4 de noviembre de 2010

Crítica: "La mosquitera"

Con apenas 18 copias en toda España se estrena este 5 de Noviembre una de las películas más “incorrectas” que se puedan ver actualmente en una sala de cine: “La mosquitera”. No es un producto preparado para las grandes masas pero es un film que no deja indiferente. Avalada por la Espiga de plata y el premio a la mejor interpretación femenina para Emma Suárez en la pasada Seminci de Valladolid, el último film de Agustí Vila encontrará tantos seguidores como detractores.

Es difícil encontrar precedentes a lo que plantea el director Agustí Vila. Podemos encontrar otros films que se enfrentaron a la sociedad o las creencias usando el humor como los Monthy Python en “La vida de Brian” pero ninguno con la crudeza de “La mosquitera”.

Una familia acomodada de aspecto tradicional es el vehículo que te lleva a los distintos dramas que la historia pretende desenmascarar. Emma Suárez y Eduard Fernández, perfectos en sus complicados papeles, son un matrimonio cuyo amor ya se escapó hace tiempo. Hacen vidas separadas y ya sólo les une un hijo desestabilizado emocionalmente y una casa llena de perros.

Cuando empiezas a rascar sobre la superficie de esa pareja pronto encuentras todos los conflictos y necesidades que les acorrala. Poco a poco el humor se apodera de los dramas de los personajes y consiguen que el espectador se sienta culpable por sonreir.

Incesto, violación, maltrato a menores, prostitución, suicidio…. Nada se queda fuera de la mirada envuelta en humor negro de Agustí Vila. No evita afrontar estos temas calientes que tanto afectan al público pese a ser consciente de lo arriesgado de su propuesta.

La sonrisa se transforma en mueca y cuando acaba la película ya sólo es un gesto muy alejado de lo que inicialmente fue. El guión decide dónde y cuándo crear la polémica, hacer sonreir, apartar la mirada ó generar dudas. Son como pequeñas historias que afrontan situaciones complejas de resultado incierto.

Auténtico cine de autor que encuentra en el humor un camino al dolor, la falsedad y la infelicidad. Escandaliza y sorprende a partes iguales y sólo la capacidad del espectador por asimilar todo lo que se viene encima delimita el triunfo o el fracaso.

Su taquilla será modesta y su paso por las carteleras efímeras pero es un buen ejercicio de cambio el que presenta “La mosquitera” y los festivales lo están valorando. No deja indiferente y eso ya es mucho.

José Daniel Díaz

lunes, 1 de noviembre de 2010

La Seminci finaliza con doble ganador: "Copia certificada" y "Sin retorno"


Tras una semana de dura competencia, mucho cine y muchas anécdotas, la Seminci 2010 finalizó anunciando los ganadores de las distntas secciones. En la Oficial la espiga de oro recayó ex-aecquo en "Copia certificada" de Abbas Kiarostami y "Sin retorno", debut cinematográfico de Miguel Cohan.

El jurado presidido por el director Adoor Gopalakrishan ha apostado por repartir entre un director novel y uno consagrado la preciada espiga de oro. "Copia certificada" es una filosófica película donde copia y realidad se confunden hasta el punto de no llegar a distinguir una de otra. Un film que fue bien recibido por la crítica pero que, desde mi punto de vista, ha sido demasiado bien valorada en el palmarés.

Esa codiciada espiga de oro está compartida. "Sin retorno" (cuyo equipo estuvo presente en Valladolid como se puede ver en la foto que acompaña el post), sorprendió en su proyección y la valoró positivamente tanto el público como la crítica. Precisamente esta última quiso otorgarle también el premio Fipresci de esta edición.

Otra de las películas ganadoras fue "La mosquitera" de Agustí Vila que recibió la espiga de plata y el premio a la mejor interpretación femenina para Emma Suárez por su magnífico papel de esposa que ha perdido el amor y lo busca en un joven amigo de su hijo. El jurado ha querido premiar el atrevimiento de un film que toca sin tapujos y con humor negro temas tan complejos como los abusos a menores, incestos, violaciones, prostitución, drogas, etc.

El mejor actor ha recaído en Pernille Fischer Christensen por "Una familia" dejando a Leonardo Sbaraglia y Eduard Fernández sin reconocimiento. El mejor guión ha sido para la película canadiense "Incendies", escaso premio para una de las grandes favoritas en las quinielas de los acreditados.

Una Seminci 2010 que cierra sus puertas con un balance positivo tanto en asistencia de público como calidad de las obras presentadas y repercusión en los medios. Tras el flojo Festival de San Sebastian de este año, Valladolid ha sabido utilizar un presupuesto reducido pero bien aprovechado.

El año que viene habrá más y esperemos que mejor.