La Alfombra Roja

martes, 27 de septiembre de 2011

Crítica: "No habrá paz para los malvados"

Presentada con gran éxito en el pasado Festival de San Sebastián, "No habrá paz para los malvados" es cine negro en estado puro. Un golpe seco sobre la mesa, una patada en la entrepierna para aquéllos que decían que era imposible igualar los grandes thrillers policíacos americanos.

Enrique Urbizu dibuja un personaje grotesco, perdedor como pocos, cobarde en sus sentimientos y diestro en el manejo del revólver. José Coronado le da forma, personalidad propia, y entre ambos consiguen que esta película pase a la historia del cine español.

Las premisas eran positivas. El tándem Urbizu-Coronado ya nos había regalado tardes de cine de grandes quilates. Aún guardo imágenes en la retina de "La vida mancha" donde la relación entre hermanos derivaba en un thriller de perdedores. Es curioso cómo Enrique Urbizu cae siempre en la tentación de mostrar a las personas que ya no ganan nada y apenas tienen algo que perder.

Santos Trinidad, el corrupto agente que interpreta con maestría José Coronado, es un personaje al más puro estilo western. Solitario, sin ambición y sin más objetivo en la vida que vaciar cada botella de ron que se encuentra, comete un asesinato motivado por una borrachera mal llevada. Buscar el testigo que puede acusarle se convierte en una trepidante aventura que le hunde cada vez más en el hoyo que él mismo se ha cavado.

Hablaba Coronado que si Urbizu le pidiera tirarse por un barranco, él lo haría. Posiblemente la admiración al maestro le haya impedido ver que estuvo al borde de ese precipicio más de lo que pudiera imaginar, porque personajes como éste pueden llevarte al mayor de los fracasos o encumbrarte al éxito. Tuvo suerte, quizás talento, pero el resultado es uno de esos nombres que le acompañarán el resto de su vida; como ya le ocurriera a Luis Tosar con su álter ego "malamadre".

El film tiene todos los elementos que adornan el cine negro. Esos policías y jueces que se creen muy listos pero siempre caminan un paso por detrás de Santos, unos terroristas dispuestos a generar la mayor de las masacres, un compañero de trabajo preocupado por cubrir a su amigo, una familia que se intuye en el horizonte del olvido, un hombre sin paz.

Y Madrid siempre al fondo, como un personaje más. Los bajos fondos de la ciudad puestos al descubierto, un pueblo cansado de sufrir que como siempre vive en la ignorancia del mal que acecha a su alrededor. Como ya presentara Iñárritu en "Biutiful" la cara oscura de Barcelona, el director busca los lugares más conflictivos de la capital para enseñarnos esa otra cara que siempre queremos ocultar.

Menos mal que cuando empezamos a perder la fe en el cine español, algo nos despierta el ánimo y nos hace sentir que también tenemos mucho que decir. Enrique Urbizu lleva tiempo sin callar y ojalá no lo haga nunca.

José Daniel Díaz

domingo, 25 de septiembre de 2011

Un palmarés bastante extraño cierra una edición sobria pero interesante del Festival de San Sebastian


Casi sin darnos cuenta el Festival de San Sebastián ha cerrado sus puertas.Ocho días de cine de todo tipo que culminan con la entrega de premios; ésos que nunca cumplen las expectativas y siempre dejan seguidores y retractores. Personalmente, en los tres años que he ido a este prestigioso Festival, nunca he coincidido con la opinión del Jurado y como podéis sobreentender... con el de este año tampoco.

La Concha de Oro ha recaído en "Los pasos dobles" de Isaki Lacuesta, una mezcla entre ficción y documental, que pasó casi desapercibido en el Festival. Bueno, desapercibido para todos menos para el Jurado. Debe ser que tan magnos decisores llegaron a San Sebastián el lunes porque olvidaron mención alguna a cualquier película presentada durante el primer fin de semana.

Eso quiere decir que "No habrá paz para los malvados" que partía como gran favorita se quedó en blanco. Y todavía nos preguntamos qué habrán visto en el actor griego Antonis Kafeztopoulos por "Adiskos kosmos" para considerar que su interpretación merecía más premio que la de José Coronado como Santos Trinidad. Quizás premiar dos actores españoles les pareció demasiado (aunque no hace mucho ya se hizo con los dos intérpretes de "Yo también").

Nadie puede poner un "pero" a la Concha para María León por "La voz dormida". Unánimente reconocida por la crítica como lo mejor de la película, ya se da por hecho su Goya a actriz revelación.

La Concha al mejor director fue a parar también a la película griega "Adiskos kosmos" lo cual, como ya apuntaban en la gala de clausura, parecía más un acto benéfico para remediar la crisis griega que un merecido galardón desde un punto de vista objetivo.

Más consenso hubo con la Mención especial del jurado para "Le Skylab" de Julie Delpy. Una divertida comedia que causó carcajadas en el pase de prensa y que muchos reconocían tenerla entre las favoritas. Los diez años de gestación del proyecto al menos tuvo recompensa en el palmarés, algo que no era seguro teniendo en cuenta los gustos del Jurado.

Finalmente el guión recayó merecidamente en "Kiseki" de Kore-eda y la fotografía en "Happy end", un insulso producto danés que mereció pocas líneas en los diarios.

José Luis Rebordinos ha debutado este año en la dirección del Festival, ha sacrificado estrellas por películas y ha invertido en nuevas secciones como Culinary Zinema. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por desarrollar, sigue faltando algo de identidad, convencer a quien sea necesario para que los mejores títulos no se estrenen antes en Venecia o Toronto y por último, sacrificar alguna Sección marginal poco atractiva por algo de glamour.

Ojalá Cinedania siga viendo esta evolución in situ, cerca de la Concha y disfrutando de una de las ciudades más bonitas del mundo como es San Sebastián.

José Daniel Díaz

viernes, 23 de septiembre de 2011

Crítica: "Con derecho a roce"

Por cortesía de Sensacine y Sony tuvimos la oportunidad de asistir al preestreno de la película "Con derecho a roce" del director Will Gluck ("Rumores y mentiras"). Protagonizada por Mila Kunis y Justin Timberlake, la película es un producto dirigido eminentemente a los amantes de la comedia romántica americana. Para los que no somos tan fieles a ese género el resultado es simpático pero muy repetitivo, poco original y de escaso poso en el espectador.

La historia es muy actual. Dos personas se conocen y deciden tener de vez en cuando relaciones sexuales sin aspirar a ningún tipo de sentimiento parecido al amor. Es lo que se suele llamar un "follamigo". Lógicamente esa situación tan divertida y placentera desemboca poco a poco en algo más complicado, no buscado pero inevitable.

Es curioso que los dos actores protagonistas participaron en dos de los films más impactantes del pasado año. Mila se convertía en la gran competidora de danza de Natalie Portman en "El cisne negro" y Justin en el creador de Napster en "La red social". Dos títulos que les han catapultado en sus carreras a niveles de superestrellas pero que bien pronto se han dejado atrapar por los proyectos de consumir y tirar.

No critico que se hagan películas como "Con derecho a roce" pero está claro que su objetivo es entretenerte, hacerte olvidar tus problemas durante dos horas y volver a casa tranquilo hablando del tiempo, porque de la película poco vas a hablar. Quizás se te ocurra comentar con tu pareja si alguna vez ella/él tuvo un follamigo pero es probable que eso genere más de una pelea y no un ameno debate.

El guión, aunque muy previsible, tiene dos personajes muy destacados. Además se dá la situación que ambos están interpretados por dos expertos en la materia. El primero es el padre de Justin, un hombre con principio de Alzheimer que maneja con gran habilidad Richard Jenkins ("The visitor"); el otro es el compañero de trabajo del protagonista, un gay de carácter muy macho que saca más de una sonrisa gracias a la labor de Woody Harrelson.

Echo de menos algo más de humor en la película y algo menos de metraje. No concibo dos horas para contar este "rollito" entre dos amigos y creo que era un tema lo suficientemente descarado como para generar más de una situación cómica. Sin ser alarmante estos defectos, es cierto que tienen cierta importancia en el marco general de la película.

Si no tuviste un amigo con derecho a roce.... pues por lo menos véte al cine para ver qué hubiera pasado no?

José Daniel Díaz

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Cinedania regala 5 entradas dobles para el preestreno en Madrid de "Larry Crowne, nunca es tarde"


Gracias a Factoría Interactiva tenemos el placer de organizar un concurso para conseguir una de las 5 entradas dobles que tenemos preparadas para el preestreno de "Larry Crowne, nunca es tarde" en el 3Ddreams del Palacio de Hielo el próximo día 29 a las 22:00.



La película está dirigida por Tom Hanks que además interpreta el papel principal junto a Julia Roberts. Larry Crowne trabajaba en una gran compañía hasta que fue despedido. Sin saber qué hacer entra en la Universidad donde se sentirá atraído por una de sus profesoras.

Si quieres conseguir una de las 5 entradas dobles tendrás que mandar un email antes del 27 de Septiembre a cinedania@hotmail.com con el asunto "concurso Larry Crowne" y respondiendo a esta sencilla pregunta: "¿Cuál es en tu opinión la mejor película de Tom Hanks y por qué?

Si sois uno de los agraciados el día 27 recibiréis un email con toda la información para recoger las invitaciones y acceder a este esperado pase.

Animaos y mucha suerte!!!!

martes, 20 de septiembre de 2011

La Sección Oficial a competición entra en juego de una manera un tanto densa


La Sección Oficial a competición ya está en pleno auge. Si en apenas tres días sólo habíamos podido disfrutar de "No habrá paz para los malvados", "Amen" y "Take this waltz" por la disputa de la Concha, en un único día dos películas más entraban en la disputa. "The deep blue sea" de Terence Davies y "Los pasos dobles" de Isaki Lakuesta componían la oferta de la Sección en la cuarta joranada. Zabaltegui-Perlas, por su parte, presentaba un título que llegaba con buenas referencias de Sundance llamado "Martha Marcy May Marlene" de Sean Durkin.

Se esperaba con mucho interés la nueva propuesta de Terence Davies, homenajeado con una retrospectiva en San Sebastián hace apenas dos años. "The deep blue sea" tenía la suerte de contar con dos grandes actores: Rachel Weisz ("Agora", "La momia") y Tom Hiddleston ("Thor"). Su planteamiento está basada en una obra teatral y el concepto del film dibuja esa línea de escenario, como si la pantalla se convirtiera en un teatro improvisado.

Ambientado en los años 50, Hester Collyer es la mujer de un famoso juez del Tribunal Supremo pero sus sentimientos no están con él. Sin poder evitarlo se enamora de un piloto de las RAF que, aunque la aporta menor seguridad y nivel social, la atracción supera todos los inconvenientes.

Ha sido bien recibida en el Festival y no sería de extrañar que recibiera algún premio. Personalmente me inclino por la Dirección puesto que el temple con el que maneja las escenas es sencillo pero muy efectivo. También se apunta a la actriz Rachel Weisz como firme candidata a Concha.

Sin embargo, personalmente he echado en falta mucho más dinamismo. No me gustan las obras de teatro grabadas, no me gustan las interpretaciones teatrales en la pantalla grande y no me gusta que se aplaudan películas que sólo parecen películas porque las ves en una pantalla y no en un escenario. Recuerdo cuando "El perro del hortelano" de Pilar Miró ganó el Goya a Mejor Película y no puedo dejar de sentir que el engaño tramposo se apoderó de los Académicos.

No resto virtudes a este denso y lento relato pero no puedo evitar pensar que una adaptación cinematográfica es otra cosa.

Menos repercusión tuvo la otra apuesta del día. "Los pasos dobles" de Isaki Lakuesta cuenta en tono documental el trabajo de un pintor francés en un búnker en medio del desierto. Escaso interés en el público y algunas salidas antes de hora presagian poca suerte para este film arriesgado y poco comercial.

Una pequeña decepción fue el film "Martha Marcy May Marlene" de Sean Durkin. La huída de una extraña secta por parte de una joven chica rescata, alternando tiempo actual y pasado, sus mayores miedos. Su inadaptabilidad social se convierte en un duro alegato no sólo de su estancia en el grupo sino de su reinserción en la sociedad. Aunque es un film aconsejable eché en falta más metraje dedicado a la vida en la secta y su evolución dentro de ella.

La jornada culminó con dos ruedas de prensa de distinta índole. Por un lado la presentación de la película "Buscando a Eimish" de Ana Rodríguez que contó con la presencia de la directora y de sus dos actores, Oscar Jaenada y Manuela Vellés. Aunque apenas pudimos ver un pequeño tráiler de adelanto, ya se pudo observar su apuesta por las relaciones personales y su carácter internacional ya que se ha rodado en ciudades como Berlín ó Verona. Su estreno se espera en 2012.

El otro coloquio lo pudimos encontrar en el Hotel Londres donde se presentó el telefilm para la ETB "El precio de la libertad" que esa misma noche se proyectaba en el Teatro Victoria Eugenia. Con la presencia de todo el equipo artístico encabezado por el actor Quim Gutiérrez, esta miniserie de dos capítulos se centra en una parte de la vida de Mario Onaindia, activista de ETA condenado por Franco que posteriormente fue condenado por sus propios compañeros terroristas al abogar por el abandono de las armas y la lucha exclusivamente política.

En otro orden de cosas, se volvió a demostrar el poco glamour que está llegando a San Sebastian. Echamos en falta a Rachel Weisz en la rueda de prensa de "The deep blue sea" como el día anterior ya nos ocurriera con Michelle Williams y Seith Rogen de "Take this waltz".  Bienvenida sea esta rebaja en el famoseo si nos trae películas de tanto lustre como las que estamos viendo en lo que considero que es la mejor elección de películas en muchos años.

José Daniel Díaz

lunes, 19 de septiembre de 2011

Glenn Close, gran protagonista del día en Donosti


El tercer día de Festival ha tenido un nombre propio: Glenn Close. La actriz ha recibido, durante una Gala celebrada en el Kursaal, el premio Donostia de este año. Además se ha proyectado su último trabajo, "Albert Nobbs" de Rodrigo García, dentro de la Sección Oficial pero fuera de competición. El programa del día se completó con "Take this waltz" de Sarah Polley que compite por la Concha y dentro de la Sección Zabaltegui-Perlas la esperada "Shame" de Steve Mcqueen.

En una rueda de prensa abarrotada, y apenas unas horas antes de recibir el homenaje, Glenn Close se presentó ante los medios a corazón abierto. Las preguntas se alternaban entre las dirigidas a explorar toda una vida dedicada al cine y las que se inclinaban directamente por indagar en su labor en la película "Albert Nobbs". Su dedicación como productora, coguionista e intérprete en el film, dejaba clara la gran implicación de la actriz en el proyecto. Serena y con una sonrisa permanente en la boca habló de lo encantada que estaría de volver a ser nominada al Oscar, de sus conversaciones "de madre a madre" que mantendría con Meryl Streep si la tuviera delante y del esfuerzo notable que tuvo que realizar para interpretar el papel de mujer con aspecto de hombre.

"Albert Nobbs" no pasará a los anales del cine como el trabajo definitivo de Glenn Close pero es cierto que sabe mantener, con ciertos altibajos, el tipo. Una mujer que aparenta ser hombre para poder disfrutar de un trabajo digno en el siglo XIX es la base fundamental sobre la que pivota toda la película. Dirigida con profesionalidad y soportada por un plantel de actores muy acertados en sus papeles, el resultado fue de tímidos aplausos en su pase a la prensa.

Lo más destacable de este largometraje es la interpretación de Glenn Close. En un papel hecho a su medida, lleva el peso del film con suficiencia. Las tablas de tantos años dedicados al mundo de la interpretación se comprueban en cada plano, en cada mirada y en cada gesto. Un honorable proyecto que dignifica aún más un merecido premio Donostia.

La Sección Oficial presentaba otro interesante título, "Take this waltz" de Sarah Polley. Interpretado por Michelle Williams y Seith Rogen (con más acierto la primera que el segundo), este alegato de búsqueda de amor y felicidad arraigado al inconformismo ha resultado ser una grata sorpresa. Sarah Polley dibuja una pareja aparentemente feliz que esconde problemas no resueltos. La esposa empieza a verse con otro hombre para sentir pasión, deseo y dar sentido a una vida que no soporta.

El guión es francamente bueno y no sería injusto que pudiera llegar a premiarse en el palmarés final. La evolución de los personajes está cuidada y bien dirigida; todo ello apoyado en conversaciones en ocasiones hilarantes y en otras con un plus dramático totalmente real y creíble. El mundo de la pareja se presenta así sin ningún tipo de tapujo, mostrando verdades que no todos pueden comprender.

Terminó la jornada con una de las mejores películas proyectadas en el Festival. "Shame" de Steve McQueen es probablemente uno de los films más impactantes de los últimos tiempos. Michael Fassbender realiza una labor encomiable llena de rabia, tensión y dureza. Mantiene todo el metraje sin tiempo para respirar, consciente de la evolución de un personaje totalmente hundido en el fango de sus vicios sexuales. La trama se centra en el lado oscuro de un hombre aparentemente formal, educado, responsable y atractivo que desata todos sus necesidades sexuales de una manera enfermiza.

La evolución psicológica de este personaje es un canto al cine. Traumas incontrolables, incapacidad de relacionarse con mujeres de una manera saludable y natural y necesidad desatada de sexo sin nada que lo sustente, son suficiente para hundir a un hombre que lo tiene todo para triunfar.

Buen Festival de momento y esto no ha hecho más que comenzar....

José Daniel Díaz

domingo, 18 de septiembre de 2011

"No habrá paz para los malvados" se convierte en la gran atracción de la segunda jornada


Segunda jornada del Festival y la intensidad va en aumento. La Sección Oficial a competición se estrenaba con "No habrá paz para los malvados" de Enrique Urbizu y "Amen" de Kim Ki-duk. Además la Sección American Way of Death que homenajea el cine negro americano entre 1990 y 2010 abría su programación con el estreno de "Texas Killing Fields" de Ami Canaan Mann.

El cine negro en España lamentablemente se ha convertido en un género marginal que pocos se atreven a tocar. Por suerte Enrique Urbizu está en forma y su "No habrá paz para los malvados" se ha convertido en la proyección más interesante de la jornada. Presente tanto él como su equipo en Donosti, las sensaciones de cara al palmarés y a la taquilla no pueden ser mejores.

La trama mezcla la persecución por parte del poli Santos Trinidad (magnífico trabajo de José Coronado que huele a Concha) de un testigo de un triple asesinato en el que está involucrado  con toda la preparación de un atentado en Madrid por parte de un grupo islamista.

Recibida con aplausos en el pase de prensa, el producto no tiene nada que envidiar a los largometrajes clásicos americanos. Acción en los momentos adecuados y planos que en ocasiones recuerdan al mejor western, dan como resultado un gran thriller. En la ruda de prensa se puso de manifiesto la unión del equipo y se destacó especialmente la labor de todos y cada uno de los actores.

Peor nota merece la película número diecisiete de Kim Ki-duk que lleva por título "Amen". Pataleo al finalizar la proyección en la Kursaal y sensación de tomadura de pelo. No en vano en la rueda de prensa el director coreano admitió que en sus dos últimos films ha querido hacer cine al margen del Sistema y el capital (y yo añadiría al margen del espectador).

La búsqueda por Europa de un hombre por parte de una joven oriental es insulsa, aburrida y agotadora. Poco más de una hora de metraje que parecen tres. Aún nos preguntamos qué pinta eso en la Sección Oficial.

La jornada finalizaba con la fantástica "Texas Killing Fields" de Ami Canaan Mann, hija del director Michael Mann. Con un estilo clásico, la muerte de varias mujeres del Condado se convierte en una búsqueda peligrosa por parte de tres agentes. Interpretada por Sam Worthington y Jessica Chastain (ya les vimos juntos en La deuda), la trama nos transmite todas las crudas sensaciones que se dibujan en los thriller policíacos.

La directora, presente en el Festival, acudió a la proyección del público para presentar y responder brevemente las dudas que se plantearon al finalizar la proyección.

Y esto no para....

José Daniel Díaz

sábado, 17 de septiembre de 2011

"Intruders" inaugura con éxito el Festival de San Sebastian


Ya ha comenzado el Festival de San Sebastián y la primera jornada ha sido cuanto menos intensa. La película inaugural, "Intruders" de Juan Carlos Fresnadillo, no ha defraudado y ha logrado cierta unanimidad entre la crítica.

Hoy el plato fuerte era la película "Intruders". Juan Carlos Fresnadillo acompañado por gran parte del reparto entre los que se encontraban Clive Owen, Pilar López de Ayala y Daniel Brühl, han presentado en la ciudad guipuzcoana su último y esperado trabajo. Una historia de suspense y drama psicológico que no deja indiferente. Dos historias paralelas de niños de distintos países que sufren los ataques del mismo monstruo, son la base de todo un cúmulo de intrigas y secretos que desembocarán en un sorprendente final.

Como ya comenté en la crítica de "La cara oculta", me cuesta aceptar los films que desarrollan toda su historia en función de un final. Si utilizas esa técnica, debes asegurarte de lograr un gran éxito con tu desenlace. En este sentido, he de admitir la fantástica labor de guión y ejecución de "Intruders". Pese a algunos defectos de ritmo y originalidad en el transcurso de la trama, su final es tan impactante que desarma todos los reproches y dudas.

En la rueda de prensa el director confesó que en la película se reflejaban buena parte de sus miedos de infancia y admitió encontrarse muy a gusto en el género de la ciencia ficción. El actor principal, Clive Owen, destacó la ambición de Fresnadillo y se vanaglorió de formar parte de ese proyecto. Anecdótico resultó el comentario de Daniel Bruhl sobre la preparación de su personaje de cura; visitó a un grupo de jesuitas y asistíó a misa. "Algo que habitualmente no hago" según indicó el actor.

Otro de los títulos más esperados era "El árbol de la vida" de Terrence Malick dentro de la Sección Zabaltegui-Perlas. Interpretada por Brad Pitt, Jessica Chastain y con un "cameo" de Sean Penn (no puedo llamar de otra forma al papel que interpreta), esta densa y lenta historia plantea los problemas de una familia liderada por un padre estricto. El amor como base fundamental de la convivencia es el mensaje optimista que plantea el director americano.

Personalmente me parece un producto para el autodeleite y autocomplacencia de un director sobrevalorado que por alguna extraña razón ha encandilado a la crítica internacional. Su Palma de Oro en Cannes presagiaba algo más innovador y transgresor pero el resultado es una copia extraña de "La cinta blanca" de Haneke mezclado con un documental de la 2. Ese experimento generó durante el pase buenas cabezadas, muchos bostezos y algunas huídas.

Como actividad paralela Amnistía Internacional invitó a un desayuno a los medios acreditados para alertar sobre las injusticias que se siguen produciendo en el mundo. En este caso el tema fundamental fue cómo la pena de muerte se sigue implantando en países como China, Irán y Uzbejkistán donde la libertad de expresión es un reto por conseguir.

José Daniel Díaz

martes, 13 de septiembre de 2011

Crítica: "La cara oculta"

Uno de los estrenos más interesantes de este próximo fin de semana es el thriller de suspense "La cara oculta" que dirige el colombiano Andrés Baiz y protagonizan actores en claro ascenso como Quim Gutiérrez ("Primos", "Azuloscurocasinegro"), Martina García ("Rabia") y Clara Lago ("El viaje de Carol", "Primos").

Su virtud radica en los giros de guión, las pequeñas dosis de información que se van suministrando y en mantener una cierta tensión a lo largo de todo el metraje. Sin embargo, curiosamente, todo ello pierde valor y fuerza por un tráiler equivocado (sí, me refiero al avance de 2 minutos promocionales que siempre consultamos antes de acudir a un estreno) que aporta excesiva información y machaca todas las sorpresas de la primera hora de película.

Independientemente de ese error promocional (si queréis verla evitar visionar el tráiler), la película es densa y aburrida en su primera media hora, algo más dinámica y atractiva en el cuerpo del film y previsible en su desenlace. Lo cierto es que su planteamiento inicial es muy descabellado y rebuscado. Una novia celosa abandona a su novio en lo que pretende ser una prueba de amor; el joven sufre el abandono y pronto encontrará refugio en otra nujer. Dicho así parece un típico drama amoroso o una posible comedia romántica pero una casa que esconde muchos secretos lo condiciona de tal forma que deriva en un thriller un tanto fantasmagórico.

En mi opinión hay un error que ya he visto en muchas películas y que parece que se repite una y otra vez: condicionar una película entera para que todo cobre sentido en un final que sorprenda al público. Este sistema que otros títulos de más empaque han sabido manejar a la perfección como "Seven" ó "Sospechosos habituales", en manos de Andrés Baiz no hace otra cosa que buscar un sentido a algo que desde el principio no lo tenía.

Sin embargo me gustaría alabar en esta película algunos planos impactantes muy interesantes, un ambiente bien construído y una música muy integrada en el conjunto del film. Echo de menos un trabajo actoral más profundo y comprometido.

Quim Gutiérrez debería empezar a buscar otros registros, su gesto contenido que le sirve tanto para reír como para llorar empieza a ser muy repetitivo. Martina García creo que puede labrarse un futuro interesante no tanto por su trabajo en este film donde cumple sin más sino por su magnífica labor en "La mosquitera" y su notable actuación en "Rabia"; su mirada es penetrante y puede ayudarla en su carrera profesional. Clara Lago, la tercera en discordia, aún debe demostrar mucho y conseguir el papel que la permita desarrollar su verdadero talento.

No conseguirá premios ni reconocimientos pero puede salvar una aburrida tarde de domingo.

Gracias a Hispano Foxfilm por la invitación a este pase especial del film.

José Daniel Díaz

martes, 6 de septiembre de 2011

Crítica: "La deuda"

Siempre el Mossad, las fuerzas especiales secretas israelíes, han sido un enigma para la mayoría de los mortales. Su estructura, su entrenamiento, sus misiones y sus objetivos se han convertido en motivo de permanente interés."La deuda" de John Madden incide en este asunto logrando un trepidante thriller de acción que a nadie deja indiferente gracias a la maestría de sus imágenes y a sus soberbios diálogos.

A veces el cine se convierte en vehículo para contar historias. Algunas duras y crueles como las que se relatan en esta película, estrenada en Reino Unido en 2010, y que casi ocho meses después por fin llega a nuestras pantallas. El secuestro de un cirujano nazi por un grupo satélite del Mossad en Alemania para que pague por sus crímenes, se convierte en un tormento físico y psicológico que les marcará para toda su vida.

Con un manejo del "flashback" prácticamente perfecto, la película transcurre entre la actualidad y la época en que sucedieron los hechos antes comentados. Siempre es estimulante comprobar cómo las piezas van encajando; como si todo lo que carecía de sentido tomara vida de la mano de una imagen. Helen Mirren, Ciaran Hinds y Tom Wilkinson y sus álter ego 30 años antes, Jessica Chastain, Sam Worthington y Marton Csokas, realizan unas interpretaciones exactas, precisas y muy compenetradas. Sus miradas y sus gestos parecen calcados, como si las cicatrices y las arrugas del paso de los años no hubieran pesado sobre sus almas y su carácter.

No es fácil conseguir ese engranaje con tanta perspicacia. John Madden, director de "Shakespeare in love" ó "La mandolina del capitán Corelli", entrega a sus personajes un alma encerrada deseando salir. Todos esconden una historia dramática en sus corazones y entrar en un movimiento en pro de la justicia es la única manera que conocen para alcanzar la paz en su conciencia.

Sin embargo lo que logra diferenciar este film de otros como "Munich", es la recreación del mal encarnada en el doctor Bernhardt. Jesper Christensen da forma a un personaje lleno de vileza, inteligencia y psicología que busca a través de la desunión de sus captores, el camino a la libertad. Un ser lleno de malicia, perverso en su mirada, que se jacta de sus crímenes consciente del miedo que genera sobre los que conocen su sangrienta historia.

Todos estos ingredientes forman un film de altura, que a nadie deja indiferente, y que sin duda se encuentra entre las películas más interesantes que encontraremos en la cartelera el fin de semana del 9 de Septiembre, fecha de su estreno en España.

Agradecimientos a Social Noise y a Universal Pictures por invitar a Cinedania al pase especial para bloggers de este film.

Para ver el tráiler pincha aquí

José Daniel Díaz

sábado, 3 de septiembre de 2011

Se presenta oficialmente el Festival de San Sebastian

Aunque la mirada del mundo cinematográfico se dirige en estas fechas a Venecia donde se celebra su laureado festival con multitud de estrellas, San Sebastián ha querido presentar lo que será el siguiente evento de importancia en el calendario cinéfilo.

Entre los días 16 y 24 de Septiembre, con Cinedania acreditado para contaros todo lo que suceda, volverán las estrellas, el glamour y las películas a Donosti. Un año en el que volveremos a contar con la Sección Oficial, Sección Zabaltegui, Horizontes latinos, Made in Spain y ciclos dedicados al cine negro americano desde 1990 hasta 2010, a Jaques Demy y al cine chino de última generación.

 Parece difícil superar el número de nombres importantes que la ciudad italiana ha llevado a su Certámen, han tirado la casa por la ventana y el listón lo ha colocado muy alto para la capital guipuzcoana. Sin embargo, en una presentación celebrada ayer viernes 2 de Septiembre, José Luis Rebordinos, director del Festival, contraatacó con una programación interesante, ciclos atractivos, presentaciones sorpresa y algunas actividades paralelas que darán valor a su conjunto.

 La Concha se la disputarán los siguientes títulos de la Sección Oficial:
- "11 flowers" de Wang Xiaoshuai
- "Adikos Kosmos" de Filippos Tsitos
- "Amen" del mítico Kim Ki Duk ("Hierro 3")
- "Americano" de Mathieu Demy (hijo de Jaques Demy, homenajeado en esta edición) con Salma Hayek y Geraldine Chaplin entre los protagonistas.
- "The deep blue sea" de Terence Davies ("La casa de la alegría") con Rachel Weisz
- "Happy end" de Björn Runge
- "Kiseki" de Hirozaku Kore-eda
- "Los Marziano" de Ana Katz con el secundario habitual de lujo del cine argentino Guillermo Francella ("El secreto de sus ojos").
 - "No habrá paz para los malvados" de Enrique Urbizu con José Coronado
- "Los pasos dobles" de Isaki Lacuesta
- "Rampart" de Over Moreman con Woody Harrelson y Sigourney Weaver de protagonistas.
- "Las razones del corazón" de Arturo Ripstein.
 - "Sangre de mi sangre" de Joao Canijo
- "Le Skylab" de Julie Delpy
- "Take this waltz" de Sarah Polley con Michelle Williams ("Brokeback Mountain") y Seth Rogen ("The green hornet")
- "La voz dormida" del esperado Benito Zambrano ("Solas") con Inma Cuesta.

 El jurado que componen Guillermo Arriaga, Alex de la Iglesia y la oscarizada actriz Frances McDormand ("Fargo") entre otros, tendrán la responsabilidad de decidir el reparto de premios, algo que sobre el papel se antoja muy disputado y, por tanto, complicado.

Además fuera de competición inaugurará el Festival la esperada "Intruders" de Juan Carlos Fresnadillo con Clive Owen y Pilar López de Ayala. La clausura llegará con el título "Intocable" de Eric Toledano y Olivier Nakache.

De todas formas ya hay una Concha con dueño y es el que se llevará Glenn Close en reconocimiento a toda su carrera y de la que Cinedania ya ha puesto un post especial. Se proyectará su último título "Albert Nobbs" fuera de competición.

Otro de los títulos esperados es el que inaugurará la Sección Zabaltegui Perlas. "El árbol de la vida" de Terrence Malick con Brad Pitt y Sean Penn pasará por tierras vascas tras triunfar en el último festival de Cannes. En esta misma Sección podemos destacar "Drive" y "The artist" como títulos más que interesantes. 

El cine español contará este año con una amplia representación. A través del ciclo Made In Spain podremos disfrutar de títulos importantes del pasado año como "Torrente 4", "Balada triste de trompeta", "Primos", "No controles", "No tengas miedo" y muchas más. Hay que añadir que en la Sección Zabaltegui Especiales podremos ver los preestrenos de películas tan esperadas como "Extraterreste" de Nacho Vigalondo (su vuelta a la dirección tras la interesante "Los cronocrímenes") y "Madrid 1987" de David Trueba. El Velódromo acogerá un pase especial de "Verbo" de Eduado Chapero Jackson con Alba García y Miguel Angel Silvestre de protagonistas y ya confirmada su presencia en Donosti.

 Entre los ciclos paralelos destacaría el de Cine negro americano que se inaugurará con el preestreno de "Texas Killing Fields" de Ami Canaan Man y proyectará títulos tan conocidos y aclamados como "Uno de los nuestros", "Seven", "Muerte entre las flores", "Reservoir dogs", etc.

Como actividad paralela a destacar se ha confirmado la presencia de Antonio Banderas para presentar un avance de 20 minutos de su última película "El gato con botas", personaje nacido de la saga "Shreck" y que ha conseguido su propio film. El actor malagueño vuelve a poner la voz del liante gato.

Además el mundo de la música tendrá una importante presencia este año con los documentales sobre George Harrison y Neil Young dirigidos por esos grandes mitos llamados Martin Scorsese, el primero, y Jonathan Demme el segundo.

Por tanto, a falta de la programación diaria y la confirmación de los invitados que asistirán a Donosti, la foto de este año está sacada. Ojalá resulte una edición memorable como fue la de 2009 cuando tuve la oportunidad de disfrutar de esa joya llamada "El secreto de sus ojos" que bien valió un viaje entero.

José Daniel Díaz